El salmón de cultivo necesita un 30% más del aminoácido esencial lisina, de lo que anteriormente se creía, según informaron científicos noruegos.

 

La Norwegian National Institute of Nutrition and Seafood Research (NIFES) desarrollaron un nuevo alimento, el cual mostró que el salmón no obtenían la lisina son más grasosos.

La harina de pescado es la principal fuente de proteínas en los alimentos de salmón; no obstante, en la actualidad, más del 50% de este es frecuentemente reemplazado con proteínas de plantas.

“La harina de pescado contiene un balance óptimo de los aminoácidos esenciales, mientras que las proteínas no lo tienen. Un alimento para peces con altos niveles de proteínas de plantas, puede resultar en un alimento que no contiene el nivel suficiente de aminoácidos esenciales. Esto puede influir en la salud y el crecimiento” dijo Marit ESPE, investigador en la Aquaculture Nutrition Group del NIFES.

“NIFES ha desarrollado un alimento que puede ser usado para estudiar si los alimentos de peces con altos niveles de proteína de plantas, cubren las necesidades de aminoácidos esenciales del salmón”. Se implemento una prueba de alimentación adecuada que contiene bajos niveles de harina de pescado y altos niveles de proteínas de plantas, con la finalidad de obtener un alimento con contenido bajo de lisina.

El alimento debe ser atractivo para el apetito del pez, y el pez debe crecer bien en el alimento probado, con la finalidad de permitir comparaciones entre estos peces y a los peces que se le da alimento preparado en base a materias primas marinas.

“En una prueba, el salmón de Atlántico en agua de mar con un peso inicial de 300 gr, fueron alimentados con seis alimentos diferentes. La harina de pescado fue total o parcialmente reemplazado con proteínas de plantas (trigo, gluten y maíz). El alimento con 5% de harina de pescado, 5% de proteína hidrolizada de pescado  y 3% de hidrolizado de calamar, fueron los más adecuados para estudiar el metabolismos de los aminoácidos en el salmón” dijo Espe.

El alimento probado tuvo un perfil de aminoácido similar al alimento control, pero con la posibilidad de variar los niveles de los aminoácidos deseados.  Los salmones de cultivo que pesaban 600 gr fueron alimentados con la dieta evaluada, en cual en este caso contenía de niveles muy bajos a niveles muy altos del aminoácido esencial lisina.

“Los resultados mostraron que los salmones que recibieron niveles adecuados del aminoácido esencial lisina, depositaron menos proteínas y fueron más grasosos que los salmones que recibían la lisina en cantidad suficiente. Los pesos de los peces alimentados con dos diferentes alimentos fueron similares” dijo Espe.

“El alimento evaluado mostró que el salmón del Atlántico, de pesos entre 600 – 1 100 gr, necesitan un 30% más de lisina, que lo que se recomienda en la actualidad” afirmo. El alimento evaluado puede ser usado también para estudiar las necesidades del salmón cultivado por otros aminoácidos esenciales, cuando la composición del alimento es cambiado para incluir grandes proporciones de proteínas de plantas.