NEWPORT.- Si Oregon decide evaluar sus aguas para el desarrollo de la acuicultura oceánica, con la finalidad de ayudar a satisfacer la creciente demanda por alimentos de origen acuático y para crear mas empleo, los mejores candidatos para el proyecto piloto son los bivalvos.

Chris Langdon, profesor de pesca de la Oregon State University (OSU), quien coordinó un foro publico en Newport en el otoño sobre acuicultura oceánica, dijo que el desarrollo de la industria de los mariscos tiene menores obstáculos sociales, políticos y ambientales que otras alternativas, y puede ser complementaria a las empresas existentes y futuras.

“Los ostiones y mejillones pueden crecer bien en las aguas del norte y debido a que hay muy poca cosecha comercial, ellos no pueden constituirse en una competencia con la industria establecida,” dijo Langdon, quien dirige el Molluscan Broodstock Program en el Hatfield Marine Science Center  del OSU. “De hecho, la pesquería del ostión o mejillón podría resultar en una oportunidad sinérgica para los cangrejeros o pescadores con estaciones limitadas. Ellos tienes botes, la habilidad y la fuerza para hacer de esto una empresa viable.”

Varios obstáculos deben ser superados antes de que la nueva industria pueda ser establecida, explicó Langdon, entre estos se incluyen: desarrollo de sistemas de cultivo que puedan sobrevivir al océano Pacifico, adaptación de las técnicas de reproducción y cultivo, la creación de modelos de negocios viables, y la evaluación de impactos ambientales potenciales.

Langdon indica que un proyecto demostrativo de tres a cuatro años podría ser una forma ideal para analizar los pros y contras del establecimiento de esta nueva actividad.

Oregon tiene los mayores esfuerzos de acuicultura marina concentrados en las ostras, los cuales se cultivan a nivel comercial en los estuarios costeros. El Molluscan Broodstock Program fue establecido en 1995 con el objetivo de trabajar con la industria de la ostra para mejorar el éxito comercial de las ostras del Pacifico a través de la reproducción selectiva.

De acuerdo con Langdon prácticas acuícolas similares pueden ser aplicados para cultivar ostiones y mejillones, aunque ellos crecerían en aguas oceánicas. Los mejillones y ostiones usualmente crecen en long-lines, técnica que se viene aplicando en EEUU y muchos otros países.

Fuente: Newswire