Por: José Troncoso
(Economía y Negocios).- Ministro Hugo Lavados propone multas escalonadas de acuerdo a la reincidencia. "Se necesita un sistema de persuasión, y no pegar el palo fuerte a la primera", sostuvo el secretario de Estado.

"El objetivo fundamental de este proyecto de ley es que debemos tener una industria del salmón sustentable, con perspectivas de desarrollo y que continúe siendo capaz de generar empleo. Sin este proyecto, eso no es posible".

Categórico es el ministro de Economía, Hugo Lavados, al justificar el proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura. Dice que tiene piso político, por lo que espera que la iniciativa sea aprobada en el transcurso del mes de marzo.

"Hay varios aspectos que contiene este proyecto de ley que son necesariamente resortes de ley para que pueda funcionar el conjunto de elementos que nosotros hemos venido trabajando en la mesa del salmón, porque solamente por la vía de reglamentos se hace imposible plantearse determinadas cosas que tengan el suficiente soporte jurídico para que no sean cuestionadas", dijo el secretario de Estado.

Uno de los principales cambios que propone el Ejecutivo es el aumento en las multas a las empresas salmoneras que incumplan con la normativa ambiental, lo que contribuiría a frenar la expansión del virus ISA, enfermedad que ha matado a millones de salmones, con fuertes pérdidas para muchas empresas del sector.

El proyecto plantea sancionar a las compañías que siembren ejemplares sin la información ambiental evaluada por el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), y no dar cumplimiento a las condiciones de densidad, siembra, cosecha o descanso en los centros de cultivo o la coordinación de las mismas en las áreas de manejo sanitario, dispuestas en la ley y sus reglamentos.

Estas infracciones no serán sometidas al procedimiento jurisdiccional civil previsto hoy (Juzgados de Policía Local), sino que será una sanción aplicada por la Subsecretaría de Pesca.

"Aquí se necesita un sistema de persuasión, y no pegar el palo fuerte a la primera, pero sí tener capacidad y decisión en términos que son problemas que van a afectar al resto", dijo Lavados.

El proyecto plantea que a la primera infracción se aplique la multa más alta que la ley establece (3.000 UTM, más de $113 millones).

A la segunda infracción en el plazo de cuatro años, se aplicará una suspensión de operaciones de tres años. A la tercera falta, dentro del plazo de tres años contado desde el término de la suspensión aplicada a la segunda se caducará la concesión.

Recaudación por concepto de patentes irá a municipios y gobiernos regionales
El proyecto del Ejecutivo considera repartir en partes iguales entre las municipalidades y los gobiernos regionales la recaudación por concepto de patentes acuícolas. Hoy, los recursos van a parar directamente a las arcas fiscales.

Según el ministro Hugo Lavados, por este concepto se cobran al año unos US$ 4 millones. Y con la propuesta del Ejecutivo de elevar las patentes para los centros de cultivo, de forma escalonada desde el año 2010 a 2013 desde las actuales 2 UTM ($75 mil) a 6 UTM ($226 mil) por hectárea, se recaudarán US$ 8 millones adicionales.

"El pago de patentes por el espacio que se ha concesionado es extremadamente bajo en relación a una actividad económica", dijo el ministro.

Visión contrapuesta tiene la industria. "Es un problema, especialmente en un momento en donde la industria está en apreturas, y si hay menos toneladas producidas, el costo será más alto", dijo el gerente general de SalmonChile, Rodrigo Infante. Quien, pese a esto, destacó el proyecto de ley.

"La modificación de la ley es importante para adaptar este esquema de formación de "barrios" y agilizar la transferencia de concesiones, elementos que son importantes y hace tiempo son necesarios", sostuvo Infante.

El concepto de "barrios" obligará a las empresas a tener una producción coordinada, con períodos de descanso y producción.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/