El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales destacó la cooperación  recibida del Pueblo Español para impulsar el desarrollo  rural dominicano, a través de la Agencia Española para la Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en la República Dominicana.

Dentro del programa de colaboración que ejecuta AECID en la República Dominicana, el IDIAF ejecuta proyectos para impulsar el desarrollo rural en las provincias de la región Enriquillo, compuesta por las provincias de Barahona, Bahoruco, Pedernales e Independencia.

En estas provincias, el 66% de la población vive en condiciones de pobreza, el 18% vive en pobreza extrema. Esta situación ha provocado que más del 35% de la población de la zona haya emigrado hacia los centros urbanos, en los últimos 27 años. Adicionalmente, en la región, la agricultura se caracteriza por su bajo desarrollo tecnológico.

El IDIAF, con el apoyo de AECID y junto a varias instituciones, ejecuta tres proyectos de desarrollo rural agropecuario con la finalidad de contribuir a mejorar los ingresos y la calidad de vida de los comunitarios y los productores agropecuarios de la región Enriquillo. La inversión de AECID en estos proyectos durante el año 2008 fue de 493 mil euros (24.5 millones de pesos). Dentro de los proyectos se incluye uno de acuicultura.

Proyecto de desarrollo acuícola

El consumo promedio per capita de pescado por habitante en la República Dominicana es de 8.1 kg/año, el cual es considerado bajo si es comparado con 12.4 kg/año en Cuba y 40.5 kg/año en España.

En la región sur del país, existen tres grandes cuerpos de agua (Lago Enriquillo, Laguna de Cabral y Laguna Oviedo), sin manejo y explotados sin criterios adecuados de intervención.
En Neiba, una de las zonas de intervención del proyecto, se tienen disponibles más de 90 mil tareas no aprovechables para la agricultura, por su condición de suelos salinos sódicos. La acuicultura es una alternativa de producción de proteína animal, para contribuir a paliar los niveles de desnutrición en la zona.

El objetivo de este proyecto es dotar de una infraestructura de generación tecnológica a la zona y proveer capacitación técnica adecuada tanto a técnicos como a productores acuícola de la región para aumentar la capacidad de producción y el aprovechamiento racional de los suelos y cuerpos de agua de la región sur.

En el ámbito de estas actividades, el proyecto se apresta a inaugurar una moderna estación experimental acuícola que incluye: doce estanques de 1,000 m² cada uno, 12 piletas para reproducción y manejo de alevines, entre otras infraestructuras acuícolas. Además, se reconstruyó una moderna estación acuícola en El Salado, estas instalaciones servirán para la validación, generación y capacitación en técnicas de producción de diferentes especies acuícolas como: tilapia, carpa, camarón y pacú, entre otras.

La creación de esta estación, enclavada en un área de unas 90 mil tareas con suelos salinos sódicos, facilitará la generación de tecnologías que permitirá la explotación eficiente de estos suelos de calidad limitada para la producción agrícola. Contribuyendo de esta manera a la seguridad alimentaria de los lugareños a través del aporte de proteína que se logra de peces y crustáceos.