(La Prensa Austral).- La pesca artesanal se encuentra en un proceso de evolución en la región, no descartando incursionar en la acuicultura a pequeña escala como una forma de mantener una producción estable en el tiempo.

Por ello su interés en tener un mayor conocimiento sobre las proyecciones de esta industria. Como asimismo en las técnicas para evitar colapsos del medio ambiente como ha sucedido en otras regiones del país.

Debido a eso su interés en participar en el Primer Seminario de Acuicultura en Magallanes que se iniciará hoy a las 14 horas.

Este proyecto se denomina “Nodo de difusión y transferencia tecnológica Mares Chile”, que se encuentra en su segundo año de ejecución. Su objetivo es difundir las distintas alternativas tecnológicas y de financiamiento, para proyectos innovadores dentro del sector pesquero a pequeña escala.

La acuicultura se proyecta como una importante actividad económica en la región, según lo desprende la gran cantidad de solicitudes de concesión ingresadas al Servicio Nacional de Pesca en los últimos dos años, especialmente para el cultivo de salmones y mitílidos (conocidos comúnmente como mejillones o choros).

El seminario contará con la presencia de la asesora del departamento de cooperativas de la Subsecretaría de Economía, Natalia Sandoval, quien se referirá a la “Asociatividad y la Ley de Cooperativas”.

Además asistirá el gerente de la empresa Terramar Limitada, Diego Martínez, que explicará el concepto de acuicultura a pequeña escala y cómo debería abordarse en las comunidades costeras de forma que sea beneficioso.

Pescadores interesados
El encargado de Mares Chile en Puerto Natales Francisco Weibel explicó que “si la acuicultura se desarrolla de forma aislada podría generarse un problema en su comercialización. Todo funciona en grandes volúmenes, entonces allí se fusionan dos personas (asociatividad), como una herramienta para potenciar la parte comercial. También se analizará cómo el gobierno debiera apoyar el establecimiento de esta iniciativas”.

Por otra parte, el presidente de la asociación gremial, Pedro Mansilla, aseguró que “es una buena oportunidad, siempre que sea una instancia para conversar lo que es la acuicultura junto con los pescadores, porque la pesca artesanal está evolucionando. Además se está poniendo mala la cosa en cuanto a la cantidad de producto, el tiempo, el combustible. Es muy importante para los pescadores tener un apoyo de emprender un cultivo en pequeña escala”.

El secretario del sindicato de Mares Australes, Daniel Cárdenas, también se pronunció “La acuicultura en Puerto Natales prácticamente es nueva y si hubiera alguna es en menor escala. Existen rumores que podría desarrollarse en mayor escala, pero no hay una información concreta. Se tiene que hacer un plan de trabajo del manejo de las aguas y se deberían poner de acuerdo con los pescadores, porque nosotros conocemos la región. Es el único modo de no afectar los bancos de productos del mar. Por ello es necesario conversar”.

La acuicultura está definida como la actividad que tiene por objeto la producción de recursos hidrobiológicos (peces, moluscos, crustáceos y vegetación acuática) organizada por el hombre.

Proyecciones en la acuicultura
El ingeniero en acuicultura, Arturo Díaz, expresó que “Magallanes es la región donde las empresas han puesto los ojos para que la acuicultura vuelva a tomar un respiro y retome su camino de éxito del cual gozó años atrás. Si no se cometen los mismos errores que en la región de Los Lagos, la actividad de cultivo de salmonídeos será sustentable tanto para el medio ambiente, como para la economía de la región y específicamente para la ciudad.

Puerto Natales podría tener un crecimiento económico y de habitantes, por la necesidad de mano de obra que requiere esta industria.

“Un tema candente es el medio ambiental, pero si las empresas logran atenuar el impacto de los residuos de nutrientes a través de monitoreos o captación del alimento y fecas, la acuicultura no dañará el ecosistema” agregó.

Opiniones encontradas
Sin embargo, no todos opinan lo mismo, ya que el 28 de abril, la Cámara de Turismo de Última Esperanza envió una carta a la Presidenta, Michelle Bachelet, donde solicitaba que impulse una moratoria a la expansión de la industria salmonera en Magallanes.

“Los archipiélagos patagónicos, con su enorme extensión de fiordos y glaciares contienen un alto valor patrimonial natural y muy poca intervención del ser humano. Representan un gran potencial de desarrollo para la industria turística en Magallanes, que además excede al del Parque Nacional Torres del Paine, el cual por lo demás ha perdido valor por la sobrecarga de su capacidad y la punzante entrega de concesiones a grandes empresas” indicaron.

Agregaron que “sin embargo, gran parte de estos fiordos y canales, hoy son considerados zonas aptas para la acuicultura, existiendo en la actualidad 141 concesiones marítimas otorgadas, de las cuales 85 se encuentran en Ultima Esperanza”.

En la actualidad se tramitan más de mil solicitudes de concesiones de acuicultura que se instalarían en fiordos y glaciares patagónicos, áreas donde los empresarios del turismo han puesto los ojos como foco de desarrollo para su actividad.

Fuente: http://www.laprensaaustral.cl