MURCIA (Europa Press).- La Consejería de Agricultura y Agua, a través de la Dirección General de Ganadería y Pesca, junto con las cofradías de Pescadores de la Región de Murcia, ha puesto en marcha una campaña de promoción de un distintivo de calidad que permitirá diferenciar el pescado capturado por la flota de la Región del procedente de otras zonas de pesca.

Este distintivo de calidad tiene como eslogan 'De tu mar a tu mesa. Pescado Fresco del Litoral de Murcia', y ya se publicita en la etiquetas de los productos pesqueros de las lonjas de la Región. Además, se complementa con otras denominaciones locales como la realizada por la Cofradía de Pescadores de Cartagena 'Pescado de Cartagena'.

Otra marca de calidad que la Consejería de Agricultura y Agua está promoviendo, esta vez dentro del sector acuícola, es una denominación para el atún que se cría en las costas de la Región, y que en breve se va a poner en marcha. Su eslogan será 'Atún de Crianza'.

Con estas actuaciones, la Consejería persigue potenciar ciertos productos capturados por las cofradías murcianas de pescadores, garantizando que han sido obtenidos de acuerdo con la legislación vigente y procesados con las garantías higiénico-sanitarias exigidas.

Igualmente, se pretende que las capturas se realicen de forma organizada y controlada para asegurar una producción sostenida, así como mejorar su presentación y comercialización, según informó el Gobierno regional en un comunicado.

Estas líneas de actuación permitirán conocer los procesos por los que pasa la producción pesquera en el mercado, asegurando la confianza de los consumidores mediante la garantía de unos productos frescos y de calidad, que han sido capturados tan solo unas horas antes su puesta en comercialización.

La promoción e identificación de los productos de la pesca procedentes de las cofradías de pescadores de la Región de Murcia dan respuesta a las reivindicaciones de los pescadores murcianos. Este sector desarrolla en la Región una actividad tradicional y de gran importancia social y económica.

La situación y amplitud de la franja litoral de la Comunidad Autónoma, así como la existencia del Mar Menor, han sido factores determinantes para que la población haya aprovechado estos recursos a lo largo de la historia.

Actualmente, la globalización afecta también a los productos de la pesca y de acuicultura, y "es obligación de las administraciones exigir a los comerciantes que suministren información sobre el origen y las formas de captura y presentación de esos productos pesqueros, mediante una correcta identificación de los productos que ponen a la venta".