Hobart. La captura no puede satisfacer la creciente demanda global de abalón, así el científico de CSIRO, Dr. Nick Elliott, esta trabajando para acelerar el proceso de domesticación, en sociedad con la industria de la acuicultura de Australia.

 

Australia abastece la mitad del abalón que se comercializa internacionalmente vivo, enlatado y congelado a Asía. En el 2004 – 2005, las exportaciones alcanzaron los $260 millones y cerca de 4 000 de las 5 600 toneladas producidas, fueron exportadas. El manejo cuidadoso viene asegurando que las poblaciones salvajes no se han sobreexplotadas debido a que el incremento de las capturas no es sostenible. La crianza ofrece una vía para satisfacer la creciente demanda por abalón y para desarrollar nuevos mercados de exportación.

“La pesquería en Australia, es probablemente la mejor gestionada en el mundo” dijo Elliott, el líder del proyecto en CSIRO´s Food Futures Flagship. “Nuestro objetivo es ayudar al crecimiento de la industria de la acuicultura, a través del diseño de programas de crianza selectiva y la implementación de investigación asociada”.

La industria del cultivo del abalón consiste de 20 granjas, las cuales contribuyen con menos del 4% de la producción total en Australia. Dos especies y su híbrido, son cultivados en varias partes del sur de Australia. La mayoría de las granjas están en los estados del sur.

Los productores usan los huevos y el esperma de adultos, que provienen de cultivo o de la naturaleza, para poblar los tanques llenados con agua de mar. Después de 3 a 5 días, las larvas se asientan y empiezan a consumir microalgas.

Se requiere de tres a cuatro años para que el abalón alcance el tamaño comercial. Ellos pueden madurar sexualmente a partir del segundo año; de esta forma existen periodos en donde ellos pierden condición, debido a que ellos gastan energía en el desarrollo del tejido reproductivo, en vez del músculo.

Los productores están colaborando con CSIRO para construir el conocimiento básico necesario para maximizar la productividad en la crianza de abalón. Elliott y su equipo son pionero en la investigación en el crecimiento del abalón, con el objetivo de reducir los tiempos de crecimiento a menos de tres años.

“Las especies de abalón tienden a estar limitados en su rango geográficos” dijo Elliot. “Nuestra principales especies solo están presentes en Australia”.

Para ser internacionalmente competitivos, los productores necesitan maximizar la producción y minimizar los costos, y se vienen probando una variedad de opciones de producción en la industria. Los productores son pioneros en el diseño de los tanques, alimentación, cosecha y técnicas de procesamiento.