Los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Samuel Peña Llopis y Juan B. Peña Forner han patentado un aditivo de piensos para peces que está destinado a mejorar su proceso de cultivo.

Según informó la entidad, su utilización "consigue mitigar los efectos tóxicos producidos por contaminantes orgánicos y los parasiticidas utilizados en el cultivo de los peces, además de proporcionar una mayor tolerancia a los procesos oxidativos generados por infecciones o condiciones naturales, como la exposición a la radiación ultravioleta"

La novedad de este aditivo radica en su composición, dado que contiene una cantidad efectiva del antioxidante N-acetilcisteína (NAC) que consigue aumentar la síntesis de glutatión (GSH) e inducir la actividad glutatión S-transferasa (GST) en los peces. El GSH es un tripéptido "indispensable" en la mayoría de organismos vivos, ya que interviene en fenómenos celulares de "gran importancia" como la eliminación de radicales libres y compuestos tóxicos, la modulación de la función inmune o la síntesis de ADN.

La GST participa activamente junto al GSH en la eliminación de una gran variedad de contaminantes orgánicos. Asimismo, como señala el investigador del CSIC Juan B. Peña, "el aditivo que se utiliza en los piensos puede emplearse en cualquier tipo de pez, como la anguila, el salmón, la trucha, la lubina o la dorada, en cuyo cultivo se presenten problemas de estrés oxidativo o haya algún tratamiento por parasiticidas que disminuyan los niveles de GSH".

A través de este estudio, desarrollado en el Instituto de Acuicultura Torre de la Sal (CSIC) con sede en Ribera de Cabanes (Castellón), los investigadores comprobaron que los peces que fueron alimentados con el pienso enriquecido con NAC presentaron unos niveles "significativamente más altos y menos oxidados de glutatión y una mayor actividad GST".

"Además, observamos mediante biomarcadores una menor toxicidad de los parasiticidas en los peces alimentados con este pienso y una recuperación más rápida tras el tratamiento. Por lo tanto, las propiedades de este pienso lo hacen idóneo para alimentar a peces que son frecuentemente tratados con parasiticidas que disminuyen los niveles de glutatión y producen estrés oxidativo", explicó Samuel Peña.

En el ámbito de la acuicultura marina, los peces cultivados en jaulas flotantes están sometidos continuamente a radiaciones ultravioleta, las cuales generan radicales libres y pueden causar estrés oxidativo o fotosensibilidad.

El estrés oxidativo es el desequilibrio entre la generación de radicales libres y su eliminación por parte de los antioxidantes celulares. Según las mismas fuentes, se ha observado que las infecciones parasitarias también pueden producirlo. El problema reside en que muchos de los plaguicidas empleados como antiparasitarios en acuicultura desencadenan una disminución de los niveles de glutatión, conduciendo a este estado de estrés a nivel celular.

"El estrés oxidativo puede conducir a los peces a situaciones de anemia o de infecciones oportunistas. Ante esto, la presente invención proporciona un aditivo para piensos que mejora el estado de salud de los peces y es efectivo para combatir este proceso celular, además de acelerar la eliminación de contaminantes", concluyen los investigadores del CSIC.

Fuente: http://www.panorama-actual.es/