La promoción para desarrollar instalaciones para la industria de la acuicultura será considerada este año por el nuevo Parlamento. En términos legales, los cambios propuestos corregirán los problemas con la ley actual y mejorará las operaciones.

Esto podría reducir, si no eliminar, algunos de los problemas que enfrentan los funcionarios e innovadores.

Las propuestas están enmarcadas en la Aquaculture Legislation Amendment Bill (No2), que ha sido publicada para recibir la opinión del público hasta el 5 de febrero.

La nueva ley proveerá oportunidad para negociar acuerdos de acuicultura con los pescadores comerciales en donde un permiso haya sido previamente retirado, debido a sus efectos adversos sobre la pesca comercial.

Con el acuerdo que logre con los pescadores comerciales, el solicitante podrá obtener el permiso para una granja marina o para la captación de semilla.

La nueva norma también propone mejorar la provisión para la investigación e innovación permitiendo la acuicultura experimental fuera de las Áreas de Gestión Acuícola (AMA) en los planes costeros operativos.

Fuente: Gisborne Herald