Por Catalina Navarro
(El Naveghable).- Este lunes 2 de febrero se dará a conocer un documento que recoge el lado humano de la crisis laboral que están enfrentando los trabajadores y trabajadoras de la salmonicultura en el sur de Chile.

La crisis laboral y sanitaria no cede. Más de 2 mil 900 mujeres y 4 mil 484 hombres han quedado sin trabajo en el sector, entre junio de 2007 y noviembre de 2008, según cifras oficiales de la Dirección Nacional de Trabajo. Pero los pronósticos son aún más preocupantes, ya que los dirigentes sindicales aseguran que la cifra para mayo de este año podría llegar a los 15 mil despidos.

Esta difícil situación se ve reflejada en los testimonios que serán presentados, este lunes 2 de febrero a las 12.00hrs en la sede del Observatorio Laboral de Chiloé (Errázuriz 209, Ancud), como parte de un documento elaborado por Cenda (Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo). El texto hace un diagnóstico de la crisis que vive el sector salmonero y cómo la ayuda del gobierno se ha centrado en la industria y no en garantizar el empleo o la reinserción de los trabajadores. A esto se suman las deficientes condiciones laborales y medioambientales en que se desarrolla la salmonicultura en el país.

El documento, realizado con el apoyo de Oxfam en Chile, será presentado por Ana Becerra, Antropóloga de Cenda, Alejandro Salinas, Coordinador del Olach, y Javier Ugarte, Presidente de la Conatrasal. También formarán parte de esta reunión trabajadoras y trabajadores afectados por esta crisis.

“A mí me despidieron en abril 2008, junto 600 personas cuando se cerró la planta de Chinquihue de la empresa Marine Harvest. A nosotros no nos habían dicho nada antes, no esperábamos que pasara una cosa así, no la veíamos venir ni nada”, relata Olga Paredes de Quemchi.

“Ahora no sé, el futuro se ve oscuro aquí porque se dicen tantas cosas, que si van a haber más despidos, que si otras plantas van a cerrar. Ahora ya no se sabe…”, continúa Olga al hablar de la situación incierta que viven miles de personas en la Décima Región.

Desde mediados del año 2007, la industria se ha visto afectada por una crisis producto del brote de virus ISA, derivado del mal manejo productivo, que ha involucrado -hasta ahora- a cerca de 74 centros de cultivo, dejando pérdidas por sobre los US$ 65 millones y despidos a causa del cierre de centros y plantas de proceso.

Según el documento, “parece ser que una de las respuestas que el gremio está dando es traspasar los costos y las supuestas pérdidas a los trabajadores y las trabajadoras, lo que tiene su expresión en la fuerte baja en los bonos de producción y en las diversas dificultades de empleabilidad que están reportando últimamente las directivas sindicales, en donde ya se puede apreciar el curso de acción que han seguido algunas empresas”.

Contradictoriamente, los envíos de salmónidos durante los primeros diez meses de 2008 registraron un crecimiento: los datos indican que al mes de octubre los envíos de dichos productos totalizaron US$ 2.023 millones, cifra 4,6% superior a la registrada durante el mismo período de 2007.

Fuente: http://www.elnaveghable.cl/