GUAYAQUIL.- La Dirección Nacional de Espacios Acuáticos (Dirnea) anunció que reactivará los Puestos de Auxilio Marítimo (PAM) en varias zonas atestadas por delincuentes, denominados ‘piratas’ que mantienen en zozobra el sector camaronero.

Esta medida fue adoptada por la fuerza naval tras recibir un sinnúmero de denuncias de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) sobre los constantes robos que sufren las camaroneras a lo largo del perfil costanero a manos de los ‘piratas’, indicó el portal El Telégrafo.

 La Dirnea, a través de su titular, almirante Jaime Ayala, anunció que se planificará la reactivación de los PAM en sectores centrales tanto del río Guayas como del canal El Morro, así como también en la provincia de El Oro, donde se registra la mayor incidencia de este tipo de delitos.

En los PAM estarán ubicadas las lanchas guardacostas con personal armado y equipado, de tal manera que al producirse un hecho delictivo, los marinos puedan reaccionar oportunamente y acudir.

“Hace algunos años se implementaron estos puestos con el apoyo de la empresa privada y por los camaroneros, pero poco a poco han dejado de funcionar por la falta de logística”, relató Ayala, quien espera contar más seguido con ese apoyo.

“Este es un problema de todos, no solamente de la Dirnea y en el que todos debemos colaborar, tanto los interesados como las autoridades para tratar de llegar a una mejor solución”, sentenció Ayala, quien agregó que la reactivación de estos puestos irá acompañado de un constante patrullaje, sobre todo en El Oro, donde se registran saqueos continuamente.

El Cuerpo de Guardacostas (Coguar) cuenta con 12 lanchas clase Albatros, distribuidas en el perfil costanero del país, según Ayala, la Coguar necesita más unidades, ya que para intensificar el patrullaje a lo largo del río Guayas y el canal El Morro hay que incrementar más lanchas.

La mañana de ayer, en la Cámara Nacional de Acuacultura se efectuó una reunión de trabajo entre el sector camaronero representado por la CNA, la Subsecretaría de Acuacultura, la Policía Nacional y la Marina, con la finalidad de buscar soluciones a este problema delincuencial que afecta a este sector productivo en las diferentes provincias costeras.

Los representantes de estos organismos formaron una comisión interinstitucional con la participación del sector productivo, que se encargará de elaborar una lista de propuestas  para el programa de seguridad en el sector camaronero. Propuestas que se darán a conocer y delinear en la próxima reunión prevista para el 11 de febrero.

Yahira Piedrahíta, directora nacional de Acuacultura, indicó que la Subsecretaría iniciará inspecciones sorpresas en empacadores, camaroneras y descabezadoras, con el propósito de verificar que tengan sus guías de remisión y facturas en orden; y manifestó que la labor se puede mejorar con la ayuda del sector interesado.

Por su parte, el capitán José Vera, subcomandante de la Dirnea, manifestó que se incrementará el personal y se reforzará la vigilancia en las zonas de playas, bahías y en los esteros por donde se transporta el camarón, para evitar más asaltos.

El Gral. Euclides Mantilla, jefe del IV Distrito de Policía, manifestó que desde hace un año se instaló un retén en el sector de Sabana Grande, donde se registra un alto índice de saqueos a las camaroneras por parte de los ‘piratas’.

Mantilla relató que anteriormente, en este y otros sectores, no existía presencial policial, por lo que, a través de una coordinación con los empresarios camaroneros, los uniformados solicitaron el respectivo apoyo logístico que consistió en el puesto policial , camionetas y motocicletas.

Por su parte, la Policía designó a 6 de sus miembros para el patrullaje preventivo, mientras que personal del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) trabaja en labores de inteligencia para identificar a las bandas delictivas y a los autores intelectuales.

“La Policía no puede descuidar este sector tan productivo  de la sociedad, por eso realizamos constantemente operativos junto con la Armada, ellos por mar y nosotros por tierra”, dijo el oficial.

Los productores indicaron que cederán espacios en sus propiedades para los retenes policiales y prestarán embarcaciones para los patrullajes.

César Monge, presidente de la CNA, indicó que los hechos delictivos van desde el robo de motores fuera de borda hasta ingentes cantidades de cosechas de camarón, que ocasionan a las empresas perjuicios económicos que oscilan entre US$ 20.000 y US$ 100.000 por suceso.

Hizo hincapié en que los recursos, tanto de la Marina como de la Policía son limitados y que las reuniones servirán para definir esas falencias para con su apoyo cubrirlas. Recordó , además, que las autoridades se comprometieron a solucionar este problema.

Asimismo, indicó que su sector se ha convertido en el más inseguro y que muchos perjudicados no denuncian los robos por temor a represalias. “En seis meses siete empresas fueron asaltadas con una pérdida que supera los US$ 500.000”.