La industria de la acuicultura es la forma de producción de alimentos de mas rápido crecimiento en el mundo, y casi la mitad de todo el pescado destinado al consumo humano procede de la acuicultura, de acuerdo con la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

Uno de los principales componentes de la industria de la acuicultura es el cultivo de catfish, que representa una producción de 572 millones de libras con un valor de US$ 421 millones anualmente, según The Catfish Institute.

La industria del catfish juega un importante rol en la economía del sudeste, pero enfrenta una enorme competencia desde el extranjero. EEUU se ubica en el 10mo lugar de la producción acuícola y tiene un déficit comercial de alimentos de origen acuático de US$ 9 billones, según estadísticas de NOAA.

Rex Dunham, un profesor de pesca de la Universidad de Auburn, esta tratando de cambiar esto. La investigación de Dunham en el área de la hibridación del catfish tiene el potencial para mejorar dramáticamente la industria del catfish.

“El híbrido de catfish tiene el potencial de mejorar la eficiencia de la producción al punto que los productores de EEUU puedan continuar compitiendo en el mercado,” explicó Craig Tucker, director de la National Warmwater Aquaculture Center y USDA Southern Regional Aquaculture Center. “El es responsable directa o indirectamente de la mayor parte de las tecnologías usadas para producir este pez.”

Los híbridos tienen varios beneficios en donde se incluyen un mejor crecimiento, resistencia a las enfermedades y tolerancia a la pobre calidad del agua.

“Es gratificante que nosotros finalmente alcanzáramos este punto,” manifestó Dunham. “Con la economía difícil a nivel mundial, esto podría tener un gran impacto en la industria del catfish. La industria ahora tiene la tecnología para producir híbridos.”

Fuente: The Plainsman