VANCOUVER.- El crítico pesquero Peter Julian indicó que estaba “horrorizado” de que el Gobierno Federal no tenga un plan de contingencia para implementar, después que la Corte Suprema de BC estableció que Ottawa debe gestionar la controversial industria del salmón.

La Corte Suprema declaro esta semana que el Gobierno Federal, no la provincia, debería regular las piscigranjas debido a que tiene jurisdicción en todo el océano. El fallo dio a Ottawa un año para desarrollar una nueva legislación, en donde se incluya que las licencias para las piscigranjas deben ser entregadas por el Departamento de Pesca Federal.

En Ottawa, Julian consultó al Ministro de Pesca, Gail Shea sobre los planes del gobierno como resultado del fallo.

Shea manifestó que el gobierno no tenia conocimiento de lo que estaba pasando hasta que el falló fue conocido hace algunos días. Asimismo manifestó que Ottawa y Victoria continuaran trabajando juntos para la gestión de la acuicultura.