Santiago (Economía y Negocios). omo una iniciativa sin sustentación económica y constitucional alguna, y como una clara demostración de descoordinación con el Supremo Gobierno, que en días recientes a través del Plan “Chile Invierte” puso al crecimiento económico y a las inversiones como un objetivo central de su futura gestión, calificó hoy la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), la propuesta de diversos parlamentarios liderados por el senador Camilo Escalona de aplicar un royalty a la salmonicultura.

 

El gremio empresarial, en declaración pública, manifestó que la propuesta, además, es totalmente incoherente con el modelo de gestión ambiental vigente en Chile, que somete a un riguroso proceso de evaluación ambiental los proyectos de acuicultura en el país.

Esto, luego de que ayer, el presidente del Partido Socialista y de la comisión de Hacienda del Senado, Camilo Escalona, presentó un proyecto de ley en el que establece un impuesto específico a la producción acuícola.

El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, tampoco ayudó a calmar el nerviosismo de los acuicultores. El secretario de Estado sólo se limitó a señalar que este es un tema de iniciativa exclusiva de la Presidenta de la República, y que pronto conversará con Escalona al respecto.

Ante la resistencia de Velasco a responder frontalmente el tema, se le consultó si la cercanía de Escalona con la Presidenta Bachelet daba para pensar que este tema ya fue conversado con la Jefa del Estado y que contaba con su beneplácito, éste sólo dijo que "no me voy a referir acerca de lo que uno podría pensar".

Escalona, quien estuvo secundado por los diputados socialistas Clemira Pacheco, Fidel Espinoza y Alfonso de Urresti, presentó el proyecto de ley en la oficina de partes de la Cámara baja.

La mesa de la corporación deberá declararlo inadmisible, ya que los parlamentarios no tienen la facultad de establecer o modificar impuestos. "La idea es abrir el tema al debate", dijo Escalona.

La iniciativa establece un impuesto a la renta operacional de la actividad acuícola en borde costero marino concesionado.

El impuesto dependerá de las ventas anuales. Aquellos que tengan ventas anuales que excedan el valor equivalente a 1.200 toneladas de salmón y no excedan de 1.500, se les aplicará una tasa del 0,5%. El gravamen se irá incrementando en 0,5% por cada 500 toneladas más de productos hasta llegar a un impuesto de 5% para aquellos explotadores que tengan ventas anuales que excedan la equivalencia de 5.000 toneladas de salmón.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl