GUAYAQUIL (El Comercio).- La producción y exportación de tilapia fresca se reduce en el mercado estadounidense. En  2008 las ventas no superaron los 20 millones de libras, frente  a 2007, que se registraron   27 millones de libras.

Ecuador era el principal vendedor de tilapia a  EE.UU., seguido de Honduras y Costa Rica. Pero en los últimos años fue desplazado por sus competidores.

En  2008 el principal exportador de tilapia  al mercado estadounidense fue  Honduras con USD 61,7 millones. Ecuador facturó 54,7 millones a ese mismo destino. Según el departamento de Comercio Exterior de EE.UU.,  el año pasado los estadounidenses compraron USD  196,2 millones en tilapia fresca. 

La preocupación de los exportadores es que la demanda de EE.UU. crece constantemente pero Ecuador empieza a perder clientes. César Monge, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, explica que ahora Ecuador tiene más competidores que aprovechan sus ventajas de distancia y costos de producción más bajos. “Ecuador ha perdido competitividad por  problemas coyunturales que no existen en los países centroamericanos. Aquí producimos en dólares y tenemos costos de producción más altos”.

La caída de las ventas obligó a los tilaperos a producir y colocar  menos en el mercado local. Según Monge, ahora  se cosecha menos y se empaca lo que se pide. “Se  bajaron los índices de producción ya que no se puede colocar en otros mercados como se hace con el camarón”.

El analista Jorge González dijo que  los  productos  no  tradicionales de exportación tienen muchos problemas en los mercados, ya sea por distancia, costos de flete o de producción.

“Los productores centroamericanos aprovechan sus ventajas competitivas y eso tiene sus efectos  en la tilapia y otros productos”.

China lidera el mercado de la tilapia congelada,   por  lo que no es un buen negocio para Ecuador vender filetes congelados, ya que debe competir con precios más bajos, explica Monge. EE.UU. demandó en  2008 más de USD 537 millones en tilapia congelada y  Ecuador aportó menos de USD 1 millón.

Fuente: http://www.elcomercio.com