Las pequeñas criaturas, que crecen rápidamente en las jaulas, causan serios problemas a los piscicultores. Minúsculos, rosados y repugnantes: estos animales se han convertido en un vecino caro para los piscicultores noruegos.

Hace diez años, no existía un interés en particular en conocer que se establecía por debajo de las piscigranjas en las agua noruegas. Ahora los tiempos han cambiado.

La biólogo Jana Günther explica que los cultivos de estas pequeñas criaturas están creciendo rápidamente sobre las redes de las jaulas a lo largo de la costa de Noruega, y que este tipo de fouling genera a la industria de la acuicultura grandes costos por limpieza.

“Estas pequeñas criaturas han mostraron que si las redes no son limpiadas frecuentemente, ellos pueden causar serios problemas en el corto plazo. En pocas semanas ellos pueden formar tapices que asfixian las redes y de esta forma la calidad de agua disminuye para los peces en cultivo,” dijo Günther.

Esta es la historia de estos pequeños animales que podrían volverse buenos vecinos de la industria de la acuicultura para

Cambiando lo “repugnante” durante los noventas

En la nomenclatura científica, estas criaturas de la familia Hydroidae, del género Ectopleura y especie larynx; crecen sobre las rocas en la zona intermareal, y pueden crecer sobre el casco de los botes.

De acuerdo con Günther, los cultivos de estos pequeños animales crecen lentamente y tenían una limitada extensión en las redes de las piscigranjas en Noruega hasta mediados de los años noventas. Antes de esto, los individuos crecían junto con los mejillones.

“Actualmente, los hidroides crecen rápidamente sobre las jaulas, y frecuente como una sola especie,” informó Günther.

Con su investigación post-doctoral, Günther trata de identificar remedios prácticos que permitan reducir la escala del problema.

“¿Podría el cambio climático y el incremento de la temperatura en el mar ser una causa del incremento del fouling?”

“Esta es ciertamente una pregunta relevante,” respondió Günther. “Es cierto que las mayores temperaturas en el mar incrementarán el número de hidroides e incrementarán el nivel general del fouling.”

“Pero si el clima es el culpable ¿No será posible resolver el problema del fouling en la industria de la piscicultura?”

“Aun no conocemos si la temperatura del mar es la principal razón de que Ectopleura larynx sea capaz de crecer en las jaulas. Creo que podemos reducir la severidad del problema. Trataremos de mejorar la situación evaluando diferentes aspectos de la tecnología y operaciones de acuicultura.”

Günther intenta estudiar varias explicaciones posibles, como si el fouling puede formar parte del alimento para peces, si este es afectado por el tipo de cobertor que se usa en las redes, y si el color de la red afecta la predisposición de los hidroides para crecer en estas.

Fuente: SINTEF