BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) ha enviado hoy a Portugal dos dictámenes motivados (paso previo a una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE) por no aplicar o trasponer a su legislación nacional reglas europeas sanitarias sobre piensos y explotaciones acuícolas.

Por un lado, Bruselas ha instado al Gobierno de Portugal a que aplique medidas nacionales incluidas en la directiva de la UE que establece una lista de los componentes para piensos que se emplean con determinados fines nutricionales, informaron hoy fuentes comunitarias.

Bruselas ha enviado una advertencia similar a Finlandia por ese motivo.

El otro dictamen motivado que ha remitido la CE al Gobierno portugués se debe a que este país no aplica la legislación que modifica la lista de enfermedades de especies criadas en las piscifactorías.

En este caso, el Ejecutivo comunitario ha enviado advertencias a Austria, Bélgica, Grecia e Italia por el mismo motivo.

Todos estos países disponen de dos meses para contestar a la CE y si Bruselas estima que la respuesta no es satisfactoria les denunciará ante el Tribunal de Justicia comunitario.