CUMANÁ (El Tiempo).- La embajadora de Noruega en Venezuela, Mona Elisabeth Brother, acompañada de su esposo y experto en especies marinas, Asmund Baklien, estuvieron ayer en Cumaná y se reunieron con el gobernador del estado Sucre, Enrique Maestre, para iniciar un proceso de convenios para desarrollar la acuicultura en la entidad oriental.

Al evento también asistieron la alcaldesa del municipio Bolívar, Carmen Villegas, el presidente del Fondo de Investigación y Desarrollo de la Acuicultura en Sucre (Fidaes), César Grazianni y el gerente general de Petróleos de Venezuela región nor-oriental, Pavel Rodríguez, entre otras personalidades.

El alcalde cumanés, Rafael Acuña, no estuvo presente por quebrantos de salud.

Luego de concretarse estos acuerdos, cuya firma está prevista para el próximo mes de febrero ante la Cancillería de la República, Noruega aportará tecnología y conocimientos para la construcción de jaulas para la procreación y desarrollo de diversos peces, como la paguara y la covia (bacallao).

Actualmente, Fidaes adelanta un programa de reproducción asistida de peces en Mochima, y próximamente en La Fragata (municipio Bolívar), pero tras este acuerdo con la nación escandinava, se estima producir alrededor de 80 o 90 toneladas de peces por cada jaula por año.

Aunque todavía no se sabe cuántas jaulas habrá en Sucre, Grazianni afirmó que con esto se pondría a la entidad como pionera en la acuicultura en Venezuela y uno de los principales productores de suramérica, si se toma en cuenta que un grupo de diez pescadores artesanales capturan, en promedio, entre 20 y 30 toneladas de peces al año.

“Con este avance lograremos reducir el precio del pescado al público, porque será cada comuna socialista de las costas sucrenses las que multiplicarán los peces luego de recibir adiestramiento. Además, permitiremos darle un descanso al lecho marino, que durante muchos años fue devastado por la rastropesca”.

Aclaró el funcionario que los convenios alcanzados por la pasada gestión del gobierno regional, liderado entonces por Ramón Martínez, con la comunidad de Galicia (España), seguirán vigentes.

Vasta experiencia

Brother, quien habló en un buen español, recordó que Noruega es la primera potencia de acuicultura en el mundo, seguido por Chile. Sus 22 mil kilómetros de costas y fiordos, además de 30 años de experiencia, convierten a esa nación del norte europeo como punto de referencia en la reproducción de especies marinas.

Explicó que su país realizó un convenio similar con Tailandia, donde ha prosperado la acuicultura y ha servido para el consumo nacional y hasta para la exportación.

“Mi gobierno hace concesiones con pescadores y asociaciones noruegas. Luego de un entrenamiento, ellos mismos producen las especies, bajo un régimen estricto de salud y del medio ambiente”.

Para el gobernador Enrique Maestre, este acuerdo que se firmará con Noruega forma parte de una serie de convenios para impulsar el desarrollo en la entidad.

Lamentó que Sucre se encuentre entre los primeros países con mayores niveles de pobreza en el mundo, por lo que estima que la acuicultura será la primera fuente de ingresos en la entidad. Aspira que la comunidad sucrense se interese en este tema.

Plan piloto
Según César Grazianni, presidente de Fidaes, el proyecto acuícola entre Noruega y Venezuela comenzará a desarrollarse en diez comunidades sucrenses situadas alrededor del golfo de Cariaco, excelente reservorio de agua para la reproducción de peces.

Especies baratas
El Fidaes tiene una inclinación especial por la paguara, un tipo de pez cuya carne es apetitosa, nutritiva y económica. Con la acuicultura se pueden desarrollar paguaras rápidamente: en seis o siete meses pudieran llegar a pesar hasta medio kilo cada una.

Fuente: http://www.eltiempo.com.ve