El uso de una proteína contenida en una esponja marina que solo existe en la costa portuguesa, en la fabricación de medicamentos puede ayudar a tratar enfermedades como la malaria cerebral o chancro, según un proyecto de investigación.

La esponja en la cual fueron detectados compuestos con efecto terapéutico para combatir estas enfermedades junto al Banco de Gorringe, se dio en el marco de una expedición científica durante el año pasado.

El proyecto viene siendo desarrollado por la empresa Bioalvo en colaboración con el Instituto Português de Malacologia (IPM), en Albufeira.

El descubrimiento de nuevos fármacos de origen marino en Portugal está dando sus primero pasos; Helena Vieira, de Bioalvo, acredita que pueden ser descubiertos mas compuestos que pueden ser utilizados en otras enfermedades.

“El próximo paso es identificar la estructura responsable y ver como se puede aplicar en la industria farmacéutica”, refirió Vieira, resaltando además que esta esponja nunca ha sido explorada desde el punto de vista biotecnológico.

La identificación de la proteína que puede tener un papel clave en el combate del chancro y la malaria se realizo a través de una plataforma tecnológica, que permite hacer el rastreo de millares de compuestos en poco tiempo, explicó Vieira.

“El hecho de conseguir identificar, en una especie que no existe en otros lugares del mundo, un compuesto bioactivo da muchas licencias” refirió Gonçalo Calado, biólogo y presidente de IPM.

Ahora la idea es probar el uso de esta plataforma en otras especies, para incrementar la lista de invertebrados marinos de donde se pueden extraer proteínas de interés farmacológico.

Hace cerca de cinco año, el IPM inició un proyecto de acuicultura del cultivo de babosas marinas con interés para la industria farmacéutica, experiencia que permite la prospección de otras especies.

Las babosas marinas producen sustancias químicas con potencial farmacológico, pueden representar un camino de nuevo anti-cancerígenos, anti-inflamatorios y analgésicos, según los investigadores.