(Estrategia).- El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón y Mitílidos de Chile (Conatrasal), Javier Ugarte, manifestó a ESTRATEGIA su preocupación por el sector en el que, aseguró, se incrementará el número de cesantes. Superando sus estimaciones anteriores, “este mes vamos a pasar los 7.500 trabajadores despedidos”, dijo.

“Sabemos claramente que a fines de este mes viene otra suma más fuerte de despidos en la industria salmonera, ya hemos sobrepasado la cifra de los 6.000 trabajadores que veníamos anunciando desde hace mucho tiempo atrás”, apuntó Ugarte.

Si bien el dirigente desconoce si hay más empresas que vayan a hacer reducción de personal, admite que ha escuchado versiones sobre “algunas que van a parar por tres o cuatro meses sus plantas de proceso”, situación que preocupa al gremio.

Y es que, “hemos participado de muchas reuniones y mesa tras mesa de conversación, pero los resultados son cero”, aseguró. “Nos interesa que se hagan cargo de las deudas de los trabajadores con las cajas de compensación y sus créditos hipotecarios”, indicó.

Por esto es que “en los próximos días vamos a realizar reuniones en Castro con todos los dirigentes sindicales de la industria salmonera de la provincia de Chiloé donde participarán los alcaldes de las diez comunas, además del gobernador”.

Asimismo, “vamos a hacer manifestaciones, pero las fechas las vamos a decidir en el transcurso de estos días”. Para esto ya mantuvo conversaciones con el fin de que las firmas no les descuenten esas horas a los trabajadores “ya que esto es un bien para todos, no estamos obstruyendo a la industria”.

Burocracia

Según Ugarte, “por culpa de la burocracia los trabajadores de la industria salmonera que han sido despedidos aún no encuentran trabajo”. Por esto le piden al Gobierno “que acelere las obras públicas que tiene pendientes para la generación de nuevos empleos en la región para paliar de alguna manera la cesantía”.

“Cuando hablo de burocracia también quiero hacer una crítica fuerte al trabajo que hacen Sernapesca y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Durante esta semana me he enterado de que en otros países tienen la vacuna para combatir el virus ISA y aquí no le pueden dar curso con la burocracia del SAG, que ha afectado tremendamente a la industria acuícola”, aseveró.

El SAG estaría estudiando el uso de la vacuna y la factibilidad de su uso en la industria nacional, “pero no sabemos cuánto va a demorar eso, mientras que en Escocia, Noruega u otros países cuando aparece una enfermedad en los salmonídeos se implementa una salida de emergencia rápida para evitar su propagación”, afirmó. Ello mientras que “desde que apareció en Chile el virus ya vamos a entrar a los dos años y prácticamente no se ha hecho nada”.

Fuente: http://www.estrategia.cl/