(Ehui).- A partir del presente ciclo y por dos años consecutivos, los productores de camarón  aportarán 10 pesos por hectárea para crear un fondo revolvente, a fin de realizar actividades de postcosecha y preoperativas para evitar riesgos sanitarios, reveló el presidente del Comité de Sanidad Acuícola de Sonora, Miguel Humberto Olea Ruiz.   

Lo anterior significa que será de 150 pesos por hectárea la aportación total que harán al COSAES por dicho concepto y por la constancia de Buenas Prácticas de Producción, que es requisito para obtener el Permiso de Siembra de la Subsecretaría de Pesca y Acuacultura del Estado.

Esto lo acordaron los presidente de las 14 Juntas Locales, tras identificar granjas con retrasos en las labores citadas,  que se presentan principalmente en algunas que trabajan bajo el esquema de renta porque al hacerse los cambios de productor dejan de realizarse y significan riesgos para las granjas vecinas.

Se estima que en el 2009 se mantendrán las 21 mil hectáreas de camarón que se sembraron el año pasado en el estado, por lo tanto el fondo podría ascender a 210 mil pesos, con los que el Comité efectuará las acciones sanitarias únicamente, no otro tipo de obra.

Las granjas que por alguna razón no hayan efectuado labores de postcosecha o preoperativas y que posteriormente vayan a operar, deberán cubrir los costos de las labores que se realicen y pagarán un cargo adicional.

Olea Ruiz,  destacó la importancia de que los productores lleven a cabo las acciones sanitarias en sus granjas, al ser su responsabilidad, no la del COSAES, cuyo organismo actuará sólo cuando se prevea un riesgo sanitario en la Junta Local ante la falta de realización de las actividades señaladas.

Cuando se detecte una situación de este tipo, se informará a la Subsecretaría de Pesca y Acuacultura del Estado para que haga la verificación sanitaria y aplique la sanción correspondiente, independientemente del costo que la granja deberá cubrir ante el COSAES por tales trabajos.

De esta manera se busca dar seguridad al inicio del cultivo a los productores aledaños y que sí cumplen con las labores sanitarias.

Por último, dijo que algunas granjas ya están solicitando sus permisos de siembra para maternización de organismos, con lo cual se puede adelantar el ciclo productivo de camarón y tener mejores tallas.

Fuente: http://www.ehui.com