(Hoy).- La Ley de Soberanía Alimentaria no satisface a los camaroneros ecuatorianos, los que consideran que "con la aplicación de la normativa, incluso, podrían desaparecer los beneficios del sector".

La preocupación de los camaroneros, según César Monge, de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), radica en lo establecido por el artículo 16, en el que se determina que el Estado pide que "se les reviertan las tierras ilegalmente ocupadas y explotadas por las empresas camaroneras y acuícolas, para garantizar procesos de recuperación y repoblamiento del manglar".

Ello, de acuerdo al comunicado de emergencia de los camaroneros, contradice el Decreto Ejecutivo 1391 firmado el 15 de octubre de 2008 por el primer mandatario, Rafael Correa, y sus ministros de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, de Ambiente, de Defensa y de Patrimonio Cultural y Natural.

En ese documento, se estableció la implementación de un proceso de regularización y reforestación en todo el territorio nacional, acompañado por un esquema de sanciones que incluye procesos de reforestación para aquellas unidades productivas que por mas de una década hayan operado de manera informal.

El sector cuestiona a los asambleístas del Gobierno y dice no entender la disposición, sobre todo cuando el presidente intentó regularizar la actividad camaronera del país mediante el decreto. "Esto nos dejará sin empleo a miles de familias ecuatorianas", dijeron los productores mediante el comunicado.

Datos de la Dirección General de la Marina Mercante (Digmer) determinan que en el Ecuador existen 44 mil hectáreas de camaroneras en estado irregular. Es decir que, con la reversión, una tercera parte de las 150 mil hectáreas existentes deberán cerrar sus operaciones.

Fuente: http://www.hoy.com.ec