ALGECIRAS (Europa Sur).- El alcalde de Algeciras, Tomás Herrera, y el delegado municipal de Pesca, Juan Lozano, apoyaron ayer el proyecto de la Cofradía de Pescadores para la instalación de bateas para el cultivo de bivalvos en la zona del Tormo.

El patrón mayor, Francisco Soler, explicó que el proyecto, que está pendiente de que la delegación provincial de Medio Ambiente dé el visto bueno, arrancará en fase experimental con la ubicación de tres o cuatro bateas para la cría tanto de mejillón como de almeja u otras especies. Esta primera fase podría crear dos puestos directos y tres indirectos por cada una de las bateas.

Soler, que estuvo acompañado por el asesor jurídico de la Cofradía, José María Maza, indicó que una vez que se compruebe la viabilidad del proyecto se podrían instalar entre cincuenta y cien bateas, aunque el número de éstas dependerá de los resultados.

Este proyecto se pondrá en marcha con la colaboración de la Cofradía si bien la inversión recaerá en una empresa gallega de experiencia en el sector tanto de la acuicultura como de la comercialización. Esto también aportará la necesidad de formar a profesionales. La bolsa de trabajo saldrá del sector pesquero, muy afectado por la crisis y que en la actualidad se encuentra prácticamente parado al cien por cien por las paradas biológicas. "Esto servirá de alternativa a la grave crisis del sector pesquero", añadió Soler, y permitirá según previsiones futuras dar trabajo directo e indirecto a unas 300 personas. Actualmente la Cofradía de pescadores tiene censados a 250 pescadores en activo, de los que cerca del 50% se dedican a la pesca del atún, cuya campaña ha concluido ya.

El delegado de Pesca destacó el apoyo municipal a este proyecto de policultivos marinos. "El Ayuntamiento apoyará institucionalmente al sector pesquero. Es una buena noticia en una época tan mala en la que sólo se habla de pérdida de puestos de trabajo. Haremos todo lo que esté de nuestra mano para apoyar un proyecto de futuro".