(Cordis).- La piscicultura ha desempeñado una importante función en el sector pesquero comunitario durante las dos últimas décadas y sus promotores principales tienen la determinación de mantener su producción. El proyecto financiado con fondos comunitarios LIFECYCLE («Construcción de una base de conocimientos biológicos sobre los ciclos vitales del pez para una piscicultura europea competitiva y sostenible») se dedica al desarrollo de una base de conocimientos sobre los ciclos vitales de los peces para conseguir que la piscicultura europea sea competitiva y sostenible mediante una amalgama de enfoques orientados a la resolución de dudas y problemas. LYFECYCLE ha recibido 6 millones de euros de financiación por medio del Séptimo Programa Marco (7PM).

Coordinado por la Universidad de Gotemburgo (Suecia), LIFECYCLE se centra en eventos de desarrollo precoz, crecimiento y adaptación medioambiental a lo largo del ciclo vital, así como en la fisiología y la inmunología de las transiciones entre etapas de la vida como la esmoltificación y la metamorfosis. La adjudicación de fondos comunitarios ayudará a mejorar la competitividad de la industria acuícola europea.

El equipo del proyecto, dirigido por el profesor Thrandur Björnsson del Departamento de Zoología de la anteriormente mencionada universidad, combina las últimas investigaciones fisiológicas con genómica funcional para contribuir al conocimiento de los mecanismos que controlan las funciones biológicas de los peces.

Al ampliar la información sobre este tema, la industria y los investigadores interesados en el sector tendrán más control sobre la situación y serán capaces de resolver cualquier problema que pueda surgir en un momento dado. Los socios declararon que estos problemas podrían estar relacionados con crisis durante el desarrollo larvario, el crecimiento y adaptaciones al entorno.

«En este proyecto investigaremos principalmente las cuatro especies más importantes que se crían en cautividad en Europa, que son el salmón común, la trucha arco iris, la dorada y la lubina, pero también trabajaremos con especies como el bacalao y el fletán», aclaró el profesor Björnsson.

El consorcio, compuesto por catorce miembros, empleará y combinará gran cantidad de recursos e información biológica sobre las especies criadas para mejorar las investigaciones. Además, evaluará los cambios producidos en los sistemas fisiológicos en varios momentos del ciclo vital de las especies. Esto se hará para establecer hasta qué punto diversos factores de las fases tempranas del desarrollo pueden llegar a afectar a otras fases de la vida de las especies.

De acuerdo con los socios, también se realizarán experimentos transversales que se centrarán en la integración e interacciones que se producen entre los sistemas fisiológicos. En última instancia, este estudio ayudará a enfocar la investigación hacia los obstáculos que afectan a la producción hoy en día.

Los datos más recientes muestran que la dependencia de Europa de las importaciones de pescado es grande. La reducción notable de las cuotas de pesca en los mares circundantes y el deterioro de las poblaciones de peces han causado estragos en la industria pesquera.

Los investigadores calculan que el aumento de las importaciones de pescado podría provocar un descenso en el consumo debido al aumento de los precios y a una menor oferta. Esta situación repercutiría en el bienestar de los consumidores, pues es un hecho ampliamente reconocido que consumir pescado es beneficioso para la salud.

La pesca en poblaciones de peces de otras partes del mundo provoca una sobreexplotación y empuja a las multinacionales pesqueras a deslocalizar las industrias locales, explicaron los investigadores, quienes añadieron que las importaciones aumentarán el transporte de larga distancia, lo que irá en detrimento de los controles de calidad.

Para más información, consulte:

LIFECYCLE:
http://www.lifecycle-fp7.eu/

La UE y la acuicultura en la UE:
http://ec.europa.eu/food/animal/liveanimals/aquaculture/index_en.htm