MADRID (Europa Press).- Pescanova obtuvo en 2008 un beneficio neto de 25,7 millones de euros, lo que representa un incremento del 3% respecto al ejercicio anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La facturación creció un 4%, hasta los 1.343 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 138,4 millones de euros, un 13% más, en un año marcado por la volatilidad global de la economía y por la fuerte variación de precios de las materias primas (crudo y cereales de gran consumo).

La compañía alimentaria destacó que estos resultados reflejan sus planes estratégicos de inversión, principalmente en el área de acuicultura, en la que se ha convertido en el primer productor de rodaballo del mundo, y en los mercados de Estados Unidos y Europa.

Según detalló, se han dotado amortizaciones por valor de 41 millones de euros, un 11,8% más que el año anterior, mientras que las actividades ordinarias registraron un beneficio de 96,1 millones, un 13,6% más. El resultado por acción ascendió a 1,98 euros.

El grupo alimentario continúa con sus planes estratégicos enfocados a la acuicultura, que representa un 26% del total de su facturación, mientras que la pesca extractiva supone el 74% restante.

Pescanova destacó que también ha alcanzando el liderazgo en capacidad de producción y procesado de langostino vannamei en Occidente, gracias a las distintas implantaciones en Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Chile y Brasil, así como en Estados Unidos (Pescanova Ladex) y en Francia (Krustanord).

En el área de mercados, la compañía destacó que en 2008 continuó con la potenciación de su actividad marquista, "en un continuo esfuerzo por enraizarse en el binomio recursos-mercados, con posicionamientos estratégicos en lugares con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo y mercados donde la marca Pescanova, como líder, permita diferenciales".