GUAYAQUIL (El Telégrafo).- La Cámara Nacional de Acuacultura solicitó al presidente de la República, Rafael Correa, vetar parcialmente la Ley de Soberanía Alimentaria que aprobó la Comisión Legislativa y de Fiscalización.

Según el gremio acuacultor, ese cuerpo legal afectará al sector, pues el artículo 16 determina que “se revierta al Estado las tierras ilegalmente ocupadas o explotadas por las empresas camaroneras y acuícolas para garantizar procesos de recuperación y repoblamiento del manglar”.

Si se aprueba ese artículo, 44.000 hectáreas serán revertidas al Estado, de acuerdo con el informe de la Digmer sobre camaroneras ilegales, afectando de esa manera a las empresas que han invertido en infraestructura, que generan plazas de trabajo y que aportan divisas al país a través de las exportaciones.

Además, la Cámara destaca que ese articulado contradice el Decreto Ejecutivo 1391 que establece un proceso de regularización de las camaroneras en zonas ilegales.

Dicho decreto dispone también un plan de reforestación de áreas de manglares en zonas protegidas a más de un esquema de sanciones para las compañías infractoras.

De acuerdo con información del gremio, en el país hay 150.000 hectáreas destinadas a la producción de camarón, con lo cual la ley afectaría al 30% de la actividad.

Además, critica el cálculo realizado por la Digmer para determinar las hectáreas ilegales o irregulares, pues el ente de control considera la totalidad del terreno de la empresa infractora en lugar de solo considerar el área que no está concesionada.

El Primer Mandatario tiene diez días para sancionar o vetar la ley.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/