(La Voz de Galicia). En alusión a la iniciativa llevada a cabo por el colectivo Adega y por la plataforma de Quilmas, el director de Stolt Sea Farm, Pablo García, defendió ayer el cumplimiento de la ley por parte de todas las plantas que integran esta compañía multinacional.

 

El directivo declaró al respecto: «Que no contaminamos es un hecho de sobra conocido; tenemos cientos de análisis que así lo demuestran, que están a disposición de Augas de Galicia y que incluso figuran en uno de los anexos del plan sectorial acuícola».

Por otra parte, Pablo García aludió a que llevan mucho tiempo en el sector y comentó que algunas de las granjas de Stolt abrieron hace 20 años. «Si contaminaran, se habría demostrado que no es una actividad sostenible», dijo.

Asimismo, el gerente hizo alusión a la delimitación de la reserva marina de Lira que cuenta con el beneplácito de la Xunta de Galicia.

«Una de las zonas de protección integral de esa reserva está situada justo enfrente de nuestra piscifactoría de Lira, donde llevamos 17 años funcionando», manifestó García, quien considera que esa circunstancia avala el correcto funcionamiento de la planta.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es