Los ambientalistas reaccionaron con furia después que FAO recomendó un fuerte incremento en el cultivo de organismos acuáticos para satisfacer la creciente demanda mundial.

La Food and Agriculture Organisation (FAO) indicó que el incremento de la demanda global de pescado debe ser cubierta a través de la acuicultura intensiva.

“Si la producción global se mantiene con la población mundial expandiéndose, y debido a que la captura pesquera permanecerá estable, el futuro crecimiento tiene que venir de la acuicultura,” indica el informe de FAO.

La acuicultura mundial creció dramáticamente en los últimos 50 años. A inicios de la década del 50 se producía al menos un millón de toneladas. Para el año 2006, la producción se incrementó a 51.7 millones de toneladas, con un valor de $78.8 billones.

El consumo per cápita se viene incrementado, de un promedio de 9.9 kg en la década del 60: alcanzó 11.5 Kg en la década del 70, 12.5 kg en la década del 80, 12.5 kg en la década del 80, 14.4 kg en la década del noventa, y 16.4 kg en el año 2005.

El consumo en China se ha incrementado, llegando ha alcanzar 33.6 millones de toneladas en el 2005, o 26.1 kg por persona. China también registra un boom en acuicultura: al menos seis de cada 10 peces cultivados en el mundo provienen de China, y al menos nueve de 10 peces provienen de la región Asia-Pacifico.

Las recomendaciones de FAO provocaron las críticas de los grupos de presión. Willie Mackenzie, de Greenpeace, dijo: “Nosotros hemos afectado a nuestras poblaciones de peces silvestres, así que ahora necesitamos cultivarlas. No tiene sentido capturar pescado para alimentar a peces – se pierde de cuatro a cinco veces el peso y sin contar con todos los problemas de infestaciones, escapes y contaminación de las granjas.”

Alrededor de 520 millones de personas (8% de la población mundial) dependen de la pesca para su alimentación, ingresos o estabilidad familiar.

Fuente: Times Online