Una investigadora ha estudiado la reproducción del camarón, para determinar porque los camarones criados en cautiverio no se reproducen bien.

El investigador en ciencias de la vida, Gay Marsden, de la Queensland University of Technology, invirtió dos meses en grabar a los camarones.

“La industria australiana de la acuicultura del camarón depende de los camarones tigres negros, Penaeus monodon,” dijo Marsden.

“Actualmente los reproductores que proveen las larvas para los estanques son capturados en la naturaleza.

“Los camarones capturados en la naturaleza desovan millones de huevos, lo que significa que se debe capturar un gran numero para la producción comercial, pero existe un alto riesgo de enfermedades.

“Los virus pueden ser introducidos por los reproductores silvestres, y en estanques con alta densidad, las cosechas pueden perderse en unos cuantos días.”

Marsden dijo que es preferible usar camarones reproducidos en cautividad, debido a que los reproductores pueden mantenerse libre de virus problemáticos.

“Cuando los camarones son capturados de la naturaleza y ubicados en los tanques, ellos no tienen problemas para reproducirse,” indicó Marsden.

“Esta es una historia diferente para los camarones criados en cautividad.

“Se sospecha que los camarones criados en cautividad no están interesados en el sexo, pero se conoce muy poco de este caso, en este sentido yo quiero conocer esto.”

Usando cámaras infrarrojas, Marsden comparo el comportamiento de los camarones criados en cautividad con los camarones silvestres y observó combinaciones de apareamiento de camarones criados en cautividad con camarones silvestres.

“Los machos se aparean con las hembras después que estas mudan, cuando ellas han perdido las cubiertas de sus cuerpos son blandas y pueden ser implantadas con esperma,” dijo Marsden.

“Pero cuando visualizamos los videos de los camarones criados en cautividad, cuando las hembras mudan, los machos no estaban interesados, lo que indica la falta de ferohormonas.

“Su comportamiento no reproductivo es normal, así que parecen saludables, pero hay un problema, los machos y las hembras no se atraen.

“Encontré que lo mas probable es que las hembras no liberen muchas ferohormonas, pero hay algo con los machos, ellos no fueron muy receptivos para las ferohormonas presentes.”

Marsden dijo que para un animal que tiene el cerebro del tamaño de la cabeza de un alfiler, los camarones son sorprendentemente complejos.

“De mi investigación, se ha obtenido mejoras para la nutrición y también hemos desarrollado algunas pruebas para evaluar el efecto de las diferentes hormonas en la reproducción del camarón,” destacó Marsden.

“Su sistema endocrino no funciona con normalidad y se requiere de investigaciones adicionales para conocer porque sucede esto.”

Fuente: Insciences