(elsalvador.com). Imágenes satelitales que revelan manchas situadas en la costa occidental del país, han puesto en alerta a las autoridades del Centro Nacional de Desarrollo Pesquero (Cendepesca) y ya estudian si el fenómeno corresponde a una nueva marea roja.

 

Manuel Oliva, director de la entidad dijo que hoy se reunirá el Comité Nacional de Marea Roja (Conamar) para estudiar los resultados de las muestras analizadas.
 
"Hay manchas concentradas de clorofila en el occidente que se presentan con cambios de temperatura. Podrían ser de cualquier alga y las que son nocivas no pueden significar por el momento un riesgo para la salud", estimó Oliva.

La marea roja es producto de la proliferación de micro algas que a causa de un microorganismo marino segrega toxinas. Cuando las ostras, los mejillones y las conchas se alimentan de estas algas se vuelven tóxicas.

La última vez que el país registró marea roja fue entre noviembre de 2005 y marzo de 2006. En Costa Rica se ha identificado el fenómeno en el Pacífico y estudian declarar veda.

Fuente: http://www.elsalvador.com