(Radio UChile).- Sorprendidos se encuentran los trabajadores y trabajadoras de la empresa Cultivos Marinos Chiloé emplazada en el sector de Mutrico de la comuna de Ancud, esto luego de que la salmonera decidiera despedir a 370 operarios de su planta. De esta manera, se eleva a 520 la cifra de trabajadores finiquitados, dado que hace unos días ya habían sido desvinculados 150 temporeros.

La medida se concretó en las últimas horas, tomando por sorpresa a los empleados y empleadas de dicha firma, quienes si bien tenían conocimiento de que se iba a despedir gente, no tenían certeza del número.

John Hurtado, presidente del sindicato “Unión es Fuerza” dijo que “según la información que entregó la gerencia a la Inspección del Trabajo de Ancud son 370 trabajadores, antiguos con contrato indefinido, que estuvieron varios años en la empresa”.

Los despidos comenzaron a concretarse la noche de este martes, prosiguiendo con el accionar en el turno de la mañana de hoy.

“Nosotros conversamos este tema con la empresa desde el mes de octubre del año pasado, nos comunicaron que producto de la crisis (a causa del virus ISA) se iban a producir una serie de despidos. Ellos nos habían dicho que iban a despedir a fines de marzo o la primera quincena de abril y en todo caso nos iban a comunicar con anticipación, pero no lo hicieron”, acotó el presidente del sindicato, quien añadió que “al parecer los negocios que ellos tenían no funcionaron y por eso comenzaron a despedir a la gente”.

De acuerdo a lo señalado por los dirigentes sindicales, a ellos nunca les dijeron el total de operarios que serían desvinculados, sin embargo, ellos calculaban la cantidad de trabajadores y trabajadoras que serían finiquitados en base al nivel de producción que estaba teniendo la salmonera.

Ánimo

“Muchos compañeros se fueron llorando, pensando en qué van a hacer mañana para poder llevar el sustento a sus hogares, aunque también había otros que se querían ir”, sentenció John Hurtado.

“Continuaremos en la incertidumbre pues no sabemos si van a despedir a más gente o no. Es necesario que la empresa transparente siempre la información y cumpla los acuerdos con los trabajadores”, especificó el dirigente sindical.

Por su parte, Javier Ugarte, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón (Conatrasal) solidarizó con el sindicato de Cultivos Marinos y señaló que están haciendo gestiones con las autoridades para monitorear el cumplimiento de las obligaciones legales sosteniendo que “lo que queda ahora es esperar que la empresa pague los finiquitos a los trabajadores, y que lo haga en la fecha que anunció, después del 16 de marzo”.

El sindicato se reunirá con autoridades locales donde presentarán todas estas problemáticas y pedirán algún tipo de ayuda para estas familias ancuditanas.

La crisis que afecta a la industria salmonera alcanzó la cifra de 7.455 trabajadores y trabajadoras despedidos a diciembre de 2008, según la Dirección Nacional del Trabajo. Se estima que este número podría llegar a duplicarse a partir de los meses de marzo y abril de 2009, debido al término de cosechas de temporada y a la reducción significativa de volúmenes de producción por efecto del virus ISA.

Fuente: http://www.radio.uchile.cl/