(La Segunda).- El 2008 fue el peor año de la historia para las empresas salmoneras, ya que en ese ejercicio sufrieron en toda su magnitud el embate del virus ISA.

 

Pese a que la aparición de nuevos centros de cultivo infectados por esta enfermedad ha venido bajando levemente en los últimos meses, en total son 233 los puntos afectados en algún grado por esta enfermedad o en período de descanso para su futura recuperación, lo que revela el impacto en la base productiva, tal como lo describe Multiexport, una de las grandes compañías de este sector y una de las pocas abiertas en bolsa. "Los efectos del virus ISA se han reflejado en pérdidas de inventario de peces en engorda de la especie salmón atlántico por elevadas mortalidades y por la eliminación de inventarios de agua dulce que la compañía ha decidido realizar como ajuste del plan productivo para los próximos años", dice en su análisis razonado.

Con todo, las compañías lograron paliar este golpe con anticipos de parte importante de la cosecha que originalmente estaba programada para 2009.

"El 2008 se logró una cosecha récord por sobre las 22.600 toneladas de salmón; sin embargo, la facturación podría haber sido aún mayor debido a que producto del virus ISA la compañía se vio obligada a anticipar cosechas en los centros afectados, reduciendo el volumen vendido. Si realizamos una simulación vemos que se dejó de vender biomasa por US$ 13,5 millones", explica el holding Invertec, quien detalla que el plan de cierre de jaulas de cultivos o de centros completos "representaron un castigo por US$ 13,9 millones".

Como efecto, la industria ofreció al mercado salmones de menor tamaño a menor precio del producto. "Cuando se cosecha anticipadamente a pesos bajos, el pez no ha alcanzado la parte eficiente de la curva y su costo unitario puede superar incluso al precio de venta. En 2008 el peso promedio de cosecha fue inferior a 3 kilos. Al tomar los costos de 2007 reemplazándolos por los del 2008 vemos que la compañía tuvo US$14,5 millones de mayor pérdida por este efecto".

El efecto del ISA para Invertec fue una mayor pérdida por US$ 38 millones, que sumado a lo que se dejó de facturar por la caída en la producción a nivel de ventas y costos asciende a US$ 51,5 millones.

Con estas estrategias, las salmoneras lograron sortear el ejercicio 2008 logrando aumentar los retornos por exportaciones en 6,7% para alcanzar los US$2.393 millones, en tanto los volúmenes embarcados subieron 12% a 445.100 toneladas netas.

Caída de hasta un 50% en la producción 2009

Pero tras sortear lo peor para las salmoneras chilenas está por venir. Un anticipo del difícil escenario 2009 vino desde Noruega, país sede de compañías con filiales en Chile y que ha enfrentado por años el embate del virus ISA. El CEO de Cermaq -matriz de Mainstream, uno de los principales operadores en la industria local- Geir Isaksen previó que la caída en la producción chilena podría superar el 50%.

Con matices, el diagnóstico de los noruegos es preocupante: mientras el profesor del Norwegian College of Fisheries Science, Bjorn Hersoug, estimó que la producción de salmón Atlántico bajará 38%, la empresa Kontali Analyse anticipa una reducción de 35%. Y va más allá, previendo que la situación crítica se mantendrá hasta 2011, según consignó Intrafish.

Según Isaksen, las medidas adoptadas por el gobierno -reorganización de los centros de cultivo en barrios y apoyo financiero- podrían llevar a una recuperación productiva en un plazo de tres a cinco años.

El impacto financiero

el impacto de la expansión del ISA en cuanto a volúmenes y retornos por exportación en 2008, las salmoneras han debido asumir un fuerte impacto financiero. Así lo reflejan las tres salmoneras que reportan a la SVS -Invertec Pesquera Mar de Chiloé, Pesquera Yadrán y Multiexport-, que sumaron pérdidas por US$160 millones al cierre de 2008. Y las cifras en rojo de las salmoneras abiertas a la bolsa podrían haber aumentado si el grupo AquaChile -el mayor actor de capitales nacionales- no se hubiese deslistado en octubre pasado. Al tercer trimestre, esta firma perdió US$10,2 millones.

En Multiexport, el balance en rojo llegó a US$107,9 millones, principalmente por el alza de 67,5% en los costos que superaron el aumento de 5,5% en las ventas. "El flujo originado por actividades de la operación presenta una disminución de US$40,9 millones respecto del año anterior, como consecuencia de los mayores costos operacionales", explica la firma.

Invertec terminó 2008 con una pérdida consolidada después de impuestos de US$33,9 millones, "siendo el factor crítico los devastadores efectos del virus ISA, lo que trajo pérdidas considerables con la consecuente reducción del patrimonio de la compañía desde US$73,1 millones a US$35 millones. Ello a pesar de que esta empresa facturó US$80,5 millones en 2008 -US$10,5 millones más que el año anterior- gracias a que duplicó su capacidad productiva con recursos financiados por flujo propio y obligaciones bancarias, lo cual repercutió en un aumento de la deuda desde US$70 millones a US$127 millones.

Pesquera Yadrán registró pérdidas por US$17,6 millones, que contrasta con las utilidades por US$9,5 millones en 2007. Es que a pesar del incremento de 29% en los ingresos de explotación a US$20,3 millones, no logró compensar una serie de egresos "producto de la crisis sanitaria en torno al virus ISA y la reestructuración productiva seguida frente a dicha situación" como la eliminación extraordinarias de peces por US$11, 8 millones.

Fuente: http://www.lasegunda.com