PUERTO MONTT (Ecocéanos News).- Crecientes presiones de las grandes compañías salmoneras sobre los funcionarios estatales, aprovechando el momento político creado por el “plan de rescate” gubernamental para esta industria exportadora, lograron que el gobierno modificara la legislación vigente que protegía la especie lobo marino común (Otaria flavescens), permitiendo su captura en la región de Los Lagos.

 

La autorización firmada por el subsecretario de Pesca, Jorge Chocair, modificó el Decreto Exento 765 de 2004, que establecía la veda de esta especie hasta septiembre de 2009. De esta forma se abrió la "captura controlada" para empresas autorizadas.

En diciembre pasado Chocair autorizó la captura de 200 ejemplares a la empresa “Luna & Galaz Ltda.”, la que venderá los lobos marinos a zoológicos y acuarios de Europa y Asia.

Claudio Galaz Guerra, socio de “Luna & Galaz Ltda”, señaló al diario  La Tercera que “estamos trabajando con autorización. Trabajamos para descomprimir el tema de la pesca artesanal y acuícola. Reubicamos a los lobos en zoológicos de Asia y Europa”. Agregó que tienen un sitio habilitado en la zona de Tepual en Puerto Montt.

El permiso ha sido dado para todas las aguas de la Región de Los Lagos, pero en las últimas semanas los pescadores artesanales contratados para dicha labor han concentrado sus intentos de captura en el fiordo Cahuelmó, en la costa del Parque Pumalín.

La Tercera informó que la empresa “Luna & Galaz” no habría cumplido con su obligación de informar al Servicio Nacional de Pesca con 48 horas antes del comienzo de las faenas de caza.

Según el diario, los abogados de la Fundación Pumalín, Macarena Soler y Fernando Siebald, estudian acciones legales en caso que se dañe o disminuya la población de cerca de 400 ejemplares de lobos marinos en esa zona.

"Tomando en cuenta que la resolución que autorizó a la empresa no la obliga a capturar los ejemplares desde lugares diferentes, podremos llegar fácilmente a la conclusión de que con este permiso se puede, en la práctica, hacer desaparecer a uno de estos grupos", indicó Soler a La Tercera.

Un censo de 2007 registró una población de 35.000 lobos marinos en la región de Los Lagos. Estos se encuentran afectados por la eliminación ilegal que desarrollan las compañías salmoneras en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, tanto alrededor de las balsas jaulas, como en los sitios de reproducción y descanso. Además estos mamíferos marinos compiten por alimento con las operaciones de  pesca industrial y artesanal, y sufren la  contaminación química de los centros de cultivo de salmón.

PRESIÓN ECONÓMICA O ESTUDIOS CIENTÍFICOS

La Subsecretaría de Pesca señaló a La Tercera que las actividades de captura se relacionan con un Plan de acción para "disminuir y mitigar los efectos de las interacciones del lobo marino con las actividades de pesca y acuicultura de la Décima y Undécima Región" propuesto en un estudio del Fondo de Investigación Pesquera.

Sin embargo uno de los autores del informe, el biólogo Walter Siefeld, indicó que el estudio y en las posteriores mesas de trabajo multisectoriales, nunca se estableció un número de ejemplares de lobos marinos para matar o capturar. En el análisis “se propone, en el caso de la pesca artesanal, cuotas de captura en el marco jurídico de la investigación. Con el objeto de retroalimentar información, las cuotas tendrán un enfoque precautorio y su asignación estará ligada a la condición del pescador", afirmó el profesional.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl