ZITÁCUARO (El Cambio de Michoacán).- La alternativa alimenticia, y económica, en esta cuaresma, la trucha arcoiris, escasea. La mayor parte de los peces fueron comprados por mayoreo y llevado a otras entidades, aunado a que la producción fue menor, debido a que hubo problemas para la importación de insumos.

 

Carlos Frutis, tesorero de la Unión Acuícola Pro Monarca, es uno de los pocos que tiene trucha para ofrecer a los consumidores de Zitácuaro. Subraya que la mayoría de sus compañeros ya no tienen trucha; al menos, no de un tamaño comercial. Las “siembras” recientes estarán listas hasta dentro de dos meses.

Y la mayor parte del pescado que estaba listo para la venta ya se comercializó a intermediarios que se lo llevaron a otras entidades, principalmente al Estado de México, a precios de entre37 y 45 pesos por kilo.

Frutis indica que la escasez no es solo un problema de los productores de Zitácuaro, sino de toda la región oriente e, inclusive, del Estado de México. La cuestión es que no hubo “siembra” en enero y febrero, como en otras temporadas.

Y esto, explica, fue consecuencia de que el problema de la economía y la inestabilidad del dólar no permitió importar los insumos necesarios; en especial, los alevines (huevos), que no se producen en el país durante toda la temporada.

Así que la poca producción que había fue llevada a los grandes centros de consumo. En Zitácuaro, añade el entrevistado, hay poca trucha. No será suficiente para hacer frente a la demanda de la cuaresma.

Y esto, añade, es malo, porque la trucha es una alternativa sana y económica para la cuaresma. Señala que aunque el precio se incrementó en 5 pesos, para compensar en parte el incremento de la materia prima, 60 pesos por kilo es menos de lo que cuestan otras especies marinas.

Fuente: http://www.cambiodemichoacan.com.mx