MADRID (El País).- Un equipo de científicos de la Universidad de Murcia ha conseguido reproducir por primera vez en cautividad una especie de caballito de mar que se encuentra en el Mediterráneo y que está amenazada. Se trata de Hippocampus guttulatus, un caballito en peligro por la sobrepesca y por el uso ornamental y en la medicina tradicional china. El logro abre la puerta para la conservación de la especie.

 

El director técnico del acuario de la Universidad de Murcia, Emilio Cortés, recuerda cuando este caballito era muy abundante en el Mar Menor, la mayor laguna salada del Mediterráneo. "Hace 20 años, cualquiera podía ir y cogerlos casi sin esfuerzo, era una tradición. Hoy apenas se encuentran". Explica que hay varios factores que influyen en el retroceso de la población, que se repite a nivel mundial: "La sobrepesca, a menudo para destinarlos a la medicina tradicional china, y la proliferación de medusas pueden haber influido en el descenso de la población. También la pesca recreativa, para tenerlos de adorno".

Un estudio estadounidense calculó que entre 24,5 y 70 millones de toneladas de caballitos de mar se venden cada año para su uso en la medicina tradicional china, que considera que esta especie da energía y tiene propiedades curativas.

En el laboratorio reprodujeron las condiciones de salinidad y temperatura de la laguna y han conseguido las primeras crías. La reproducción del caballito de mar es especialmente interesante porque es el macho el que se queda embarazado. Tras un cortejo en el agua, la hembra le pasa los huevos y el macho los guarda en una bolsa en su abdomen, donde los fecunda. El macho sufre una serie de convulsiones y expulsa los huevos ya fecundados al agua.