VIÑA DEL MAR.- Con este paso el Centro de Investigación Marina Quintay de la Universidad Andrés Bello logra una mayor consolidación del paquete tecnológico de cultivo de recursos nativos que desarrolla desde 1994.

 

Con la entrada a imprenta, a mediados del presente mes, del Manual de Producción de Semillas de Erizo Rojo (Loxechinus albus), el Centro de Investigación Marina Quintay de la Universidad Andrés Bello, finalizará el proceso de elaboración del ‘handbook’ de los métodos de producción de este recurso, como parte del paquete tecnológico de cultivo de recursos nativos que desarrolla el Centro que incluye, además, guías de capacitación y la modelación bioeconómica de la producción.
 
La Universidad Andrés Bello, fruto de las investigaciones y experiencia acumulada desde 1994 en esta área, posee en la actualidad la tecnología optimizada para la producción de semillas de erizo rojo hasta una talla de 30 mm. de diámetro de testa, la que le permite obtener una producción anual de un millón de semillas y hasta dos lotes de cultivo al año.
 
Al respecto, el Director de Cimarq-Quintay, Diego Ramírez, señaló que “las investigaciones desarrolladas por la Universidad, sobre la base de fondos propios y privados, nos permiten contar en la actualidad con una tecnología de producción que ha sido probada en más de veinte lotes de producción a escala piloto-comercial a la fecha, constituyéndonos en uno de los principales centro productivos de semillas de erizo del país”.
 
Importante en la obtención de estos logros, fue el apoyo otorgado por investigadores japoneses, coordinados por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), desde el año 2000.
 
El paquete tecnológico desarrollado para este recurso, contempla como modelo de negocio el repoblamiento en áreas de manejo de la zona centro norte de nuestro país y la producción intensiva de semillas de erizo.
 
Las investigaciones han permitido, además, la capacitación de una docena de profesionales y técnicos en los diferentes métodos y protocolos de cultivo, en las áreas de reproducción, producción larval, cultivo de microalgas, cultivo de juveniles, entre otros. “La capacitación no solo ha llegado a los profesionales ligados al área, sino que se han instruido los miembros de la comunidad de pescadores en técnicas de transporte y siembra, además de las nuevas generaciones, quienes participan activamente en la tradicional labor de siembra de erizos que se realiza con motivo del Mes del Mar y que este año, se efectuará durante la primera quincena de mayo”, explica Pablo Bonati, investigador de Cimarq-Quintay.
 
El Manual de Producción de semillas de Erizo Rojo (Loxechinus albus) está dirigido principalmente a empresarios y emprendedores del sector acuícola y pesquero del país.

Fuente: Universidad Andrés Bello