(La Hora).- El proyecto para instalar piscinas para la cría de ciertas especies de peces en cautiverio, que lleva adelante un grupo de empresarios mantenses, se está concretando.

 

Uno de los últimos requisitos para tramitar los permisos respectivos, es la socialización del proyecto con los pescadores de Jaramijó y Crucita, que son los sitios escogidos para que frente a sus costas se instale la infraestructura, dijo Samir Kurie, técnico encargado del proyecto.

Kurie recordó que para el cultivo de peces en mar abierto se utilizan jaulas flotantes con tuberías de material polietileno, que es una infraestructura parecida a lo que utilizan los laboratorios de larvas de las camaroneras.

Las jaulas tienen unos 25 metros de diámetro y unos 100 metros de profundidad.

En esas jaulas se criarán especies como el pargo lunarejo o cherna blanca, entre otras.

El experto señaló que en la socialización del proyecto estarán presentes representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuacultura (Magap), del Ministerio de Medio Ambiente y el Consejo de Participación Ciudadana, que son los organismos involucrados en este tipo de proyectos y los que autorizan su funcionamiento.

“Será la oportunidad para que los dirigentes pesqueros de la zona se empapen del proyecto y den a conocer alguna inquietud en torno a esa actividad, de tal manera que haya un consenso y que nadie salga perjudicado; en realidad se trata de que esta actividad se realice sin afectar al medio ambiente, ni a la actividad pesquera artesanal”.

En análisis

°Una de las preocupaciones de los pescadores artesanales de Crucita o de Jaramijó, es que las piscinas para la cría de peces en cautiverio puedan ser instaladas en las zonas que comprende un “bajo de pesca”.

Los “bajos de pesca” no son otra cosa que áreas estratégicas para la pesca artesanal. Los pescadores artesanales los tienen delimitados e incluso algunos tienen su nombre propio.

Hay sitios como “El tamarindo” o “Las blancas”, en donde los pescadores ubican los bancos de peces.

La idea es que estas piscinas no obstaculicen la normal actividad de la pesca artesanal.

Fuente: http://www.lahora.com.ec/