(Radio Universidad de Chile).- En menos de dos semanas, 520 trabajadores fueron despedidos por la empresa Cultivos Marinos Chiloé S.A. de la comuna de Ancud en medio de la crisis de la industria que estalló por el virus ISA y se agravó con la baja de las exportaciones en medio de la incertidumbre financiera internacional.

 

Sólo la semana pasada fueron alejados de la firma 340 operarios con contrato indefinido de la central de Ancud y otros 30 que se desempeñaban en la planta primaria de Dalcahue que se sumaron a los 150 temporeros cesados al final del pasado mes.

La industria del salmón ha perdido unos 6.000 puestos laborales desde que se detectó el virus ISA a fines de 2007.

Fuente: http://www.radio.uchile.cl/