(El Comercio).- Unas 55 mil truchas en etapa de crecimiento murieron al contaminarse el agua de las pozas donde eran criadas. Según los primeros análisis, el incidente ecológico se habría producido luego de que se vertieran aguas contaminadas que desechó la empresa Milpo. Esto ocurrió en la comunidad de Cuchihuayin, de la provincia de Pasco.

 

El hecho fue denunciado por el director regional de Pesquería, Héctor Arenas, quien responsabilizó directamente a la empresa.

Según el funcionario, la muerte de los millares de truchas se produjo el pasado 22 de febrero, cuando operarios de la minera abrieron las compuertas de aguas contaminadas que desembocaron en el cauce del río Cuchihuayin, que se mezclaron con las pozas de la piscigranja.

Sin embargo, Carlos Sánchez, coordinador de Comunicaciones de Milpo, negó cualquier responsabilidad y aseguró que la mina no realiza ninguna operación en las zonas aledañas a la piscigranja, construida precisamente por la empresa en cuestión.

De todos modos, las autoridades de la comunidad entablaron una demanda ante la fiscalía provincial.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe