SANTIAGO (Minecon).- El Ministerio de Economía, dio a conocer hoy el informe sobre uso de antibióticos en la salmonicultura, compromiso que surgió a raíz de la crisis sanitaria del salmón y de la labor del grupo de trabajo que se constituyó para ello.  

 

EL ministerio de Economía afirma haber consultado a ONG´s, académicos, industria e instituciones de gobierno para realizar este documento.

Este plan está siendo incorporado al Reglamento Sanitario de la acuicultura (RESA).

Estas medidas estarán vigentes una vez que la Contraloría General de la República apruebe las modificaciones a este reglamento.

Para el Ministro de Economía, Hugo Lavados, "esta entrega reafirma el compromiso del gobierno con una industria competitiva y sustentable ambientalmente".

Las principales líneas de acción del plan son:

1.- Establecer medidas de bioseguridad: En este ámbito destaca el establecimiento de densidades por jaula para las principales especies de salmones, all in oll aut, descanso obligatorio, retiro de mortalidades, siembra a número final y prohibición de desdoble. Estas exigencias corresponden al RESA.

2.- Condiciones para el uso de antimicrobianos: Se prohíbe la utilización de antimicrobianos con fines terapéuticos, los tratamientos podrán efectuarse previo diagnóstico y prescripción de un medico veterinario y se requerirá diagnóstico clínico (cultivo y antibiograma) para confirmar el diagnóstico inicial y la pertinencia del uso del antimicrobiano prescrito.

3.- Registro de fármacos: Se establece el uso de productos farmacéuticos registrados o autorizados para especies hidrobiológicas. Se establece por la vía de la excepción, el uso de inyectables extra etiquetas, siempre que estos se encuentren registrados para animales de abasto.

4.- Información sobre uso de antimicrobianos: Se perfeccionará el sistema de recolección y entrega de información respecto del uso de antimicrobianos, incorporando en el informe sanitario anual la información de uso de antimicrobianos.

5.- Uso de herramientas profilácticas: Se recomienda el uso de vacunas a todos los peces que ingresan al mar para prevenir el IPN (Salmón atlántico) y el SRS ( Trucha y Salmón coho).

6.- Fortalecimiento del control de las plantas de alimentos: Se efectuará control de calidad de los alimentos medicados respecto de las concentraciones terapéuticas y requerirá información respecto de los volúmenes de alimento medicado y su destino.

7.- Programas Sanitarios específicos: Considerando que el SRS constituye la enfermedad que explica un alto porcentaje de uso de antimicrobianos se deberá establecer un programa sanitario para prevenir, vigilar y controlar dicha enfermedad.

8.- Investigación: Se ha establecido que las líneas de investigación deben estar orientadas a:

*  Definir concentraciones mínimas inhibitorias de las diferentes cepas de patógenos prevalentes.
*  Estandarización de antibiogramas para evaluar efectividad de los antimicrobianos.
*  Generación de resistencia bacteriana.

9.- Seguimiento: Se propone la constitución de un comité de seguimiento del plan presidido por la subsecretaría de Pesca e integrado, Sernapesca, Conama, Sag, representantes del sector acuícola y ONG´s.