(Por Esto).- Ayer se firmó un convenio entre Fundación Produce y la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMDI) de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que tiene como propósito transferir tecnología a las integrantes de la cooperativa “Moluscos del Mayab” para la creación de granjas de pulpo y corvina del país.

 

Esta cooperativa está compuesta por cuatro mujeres esposas de pescadores y dos pescadores.

La construcción de la primera granja de pulpo constará en su primera etapa de 80 tanques para reproducción, 20 para preengorda y 40 para engorda.

Cada estanque de engorda debe dar un promedio de 250 pulpos en tres meses, con un peso de 30 gramos. El pulpo a esa edad y peso tiene una gran demanda en mercados asiáticos que se encuentran en varias ciudades de Estados Unidos.

Se estima que cada pulpo puede ser vendido en unos cinco dólares por pieza, lo que significaría una derrama aproximada de la cosecha 50 mil dólares, unos 750 mil pesos.

De manera paralela se desarrollará una granja para la cría de la corvina tinta, también atendida por la cooperativa y cuya especie tiene una gran demanda en el mercado local y nacional.

Se estima que la granja produzca sus primeras cosechas de pulpo en el segundo año. El proyecto es a cinco años y cada año se otorgará el presupuesto que necesite el proyecto.

También se proyecta más adelante repoblar las zonas marinas de pulpos nacidos en cautiverio.

La Fundación Produce apoyará el proyecto con 800 mil pesos para la construcción de las granjas.

En el acto protocolario, Pedro Cabrera Quijano, presidente ejecutivo de la Fundación Produce Yucatán, reiteró su respaldo a los investigadores y señaló que “nos enorgullece ser colaboradores cercanos a este proyecto. Este centro de investigación es punta de lanza para el resto de México donde el aporte científico generado a través de una institución tan reconocida como la UNAM nos permite acércanos poco a poco al escenario deseado para el sector pesquero en la entidad. En Fundación Produce estamos abriendo las puertas al futuro de la actividad pesquera de la costa yucateca”.

En cuanto a la labor de las mujeres que trabajan en la agrupación “Moluscos del Mayab”, reconoció el trabajo serio y responsable que realizan en esta localidad y destacó que “ellas son pilares importantes y un ejemplo de entrega, compromiso, dedicación y empuje para hacer de éste y muchos proyectos más una realidad que genera empleos y calidad de vida para sus familias y localidad”.

El representante de dicho grupo femenil, Sra. Silvia del Carmen Canul Pardenilla, agradeció esta oportunidad de continuar participando en proyectos que no sólo implica generar tecnología, sino conocimientos que le son de mucha valía para continuar trabajando en su comunidad y al lado de su familia.

Recordó que hace 5 años que empezaron con el proyecto pulpo, y que en un principio lo capturaban en el mar cuando tenían un peso entre 1.50 a 2 kilos, para luego engordarlo. Ahora han visto muchos avances.

El Dr. Carlos Rosas, coordinador de la UMDI y responsable del proyecto pulpo desde el año 2005, dijo “tomamos el proyecto del pulpo porque es uno de los recursos más importantes de la costa y también nos encontramos con una cooperativa dispuesta a participar.

Hoy con este compromiso adquirido, podemos continuar con nuestros trabajos de investigación para el desarrollo de los alimentos del pulpo y de esa forma hacer rentable este proceso tecnológico, y en 18 meses tendremos sus resultados y que se traduciría en un paquete tecnológico” subrayó Carlos Rosas.

Al hablar de la alta demanda del mercado internacional, el profesional destacó que “el mercado del pulpo es sumamente prometedor, sobre todo del Octopus maya, que es una especie endémica de la Península de Yucatán”, aunque se han tenido grandes problemas, como los ocasionados por la marea roja el año pasado, “eso nos muestra la suma fragilidad que tienen la pesquería de la zona costera; por consiguiente, es importante desarrollar una pesquería y que este acorde al medio ambiente”.

En el mismo tema, el MC. Felipe Briceño mencionó que el pulpo es un molusco con formas, hábitats y con diversas estrategias reproductivas, pero que a pesar de eso, a nivel mundial han sido sobreexplotado; por eso la acuacultura es una excelente alternativa, remarcó.

Por su parte, René Echeverría Cantón, del sistema producto pulpo, señaló que el convenio que se firmó con respecto al cultivo del pulpo es algo innovador y que es estratégico para Yucatán.

En este evento estuvo el biólogo Víctor Alcántar, en representación del Ing. Rodolfo López Ruiz, delegado en Yucatán de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca (SAGARPA); representantes del sistema producto pulpo y del sector académico de la UMDI-UNAM.

Fuente: http://www.poresto.net