Una propuesta para cambiar el plan de gestión de recursos en el estrecho de Marlborough podría reducir el riesgo para los inversionistas que tengan como objetivo incursionar en las granjas marinas.

 

Los representantes de la industria de la maricultura han dado la bienvenida a la propuesta, pero los ambientalistas están preocupados porque el establecimiento de nuevas granjas marinas en el estrecho podría afectar el turismo.

New Zealand King Salmon ha solicitado al Consejo Distrital de Marborough la modificación del Acta de Gestión de Recursos en el Estrecho Marlborough.

El Consejo esta considerando adoptar la propuesta de la empresa en los planes del Estrecho Marlborough y Wairau-Awatere, para asegurar la uniformidad en toda la región y buscar la opinión pública sobre la idea.

Algunos cambios se hicieron a la normatividad que regula la industria de la acuicultura en el 2005, después del cual las granjas marinas solo podrán establecerse en áreas denominadas áreas de gestión acuícola (AMAs, por sus siglas en ingles). Cualquier persona que quiera establecer una nueva granja primero tiene que solicitar un área en AMA y luego tener el consentimiento para la granja en el área. No se han creado AMAs en Nueva Zelanda desde el 2005.

El alcalde de Marlborough, Alistair Sowman, dijo que la legislación ha paralizado a la industria de la acuicultura y los cambios propuestos podrían dar seguridad para las granjas que van a construirse.

El presidente ejecutivo de New Zealand King Salmon, Paul Steere, indicó que el cambio podría permitirles crear nuevas áreas para la acuicultura.

Es importante que los productores tengan la capacidad de expandirse para satisfacer la demanda por sus productos, explicó Steere.

El portavoz de Guardians of the Sounds, Peter Beech, dijo que el cambio propuesto al plan podría abrir las puertas a un dramático incremento en el número de granjas marinas en el Estrecho. El esta preocupado por los efectos negativos sobre el ambiente y turismo.

Fuente: Marlborough Express