Si matas mas peces, la población total de la especie disminuye. Sin embargo, matar solo a los pequeños (peces jóvenes), los peces jóvenes se incrementan. Esta conclusión paradójica podría tener implicaciones para la gestión sustentable de los océanos, y es el resultado de un estudio teórico realizado por un equipo de investigación liderado por el Prof. André de Roos del Institute for Biodiversity and Ecosystem Dynamics (IBED), University of Amsterdam.

 

Cuando los peces son exterminados, por pesca o depredación, un primer efecto es que el total de peces de la especie en cuestión disminuye. Sin embargo, la remoción de peces también da como resultado una menor competencia por alimento entre los individuos remanentes. Por ejemplo, uno puede imaginar que cuando cierto porcentaje de peces jóvenes es removido de forma selectiva, los peces remanentes tienen mas alimento disponible para crecer ha tamaños mayores y mas fuertes. Estos adultos a su vez, son capaces de producir mas descendencia, para compensar a los que fueron exterminados. De hecho, el incremento de la reproducción compensa el número de peces pequeños que fueron selectivamente removidos.

Esta es una versión simplificada del tipo de relaciones que el Prof. De Roos y su equipo revelaron en un estudio teórico que fue publicado en la American Naturalist en el 2007. La modelación del estudio predijo que la remoción selectiva de especímenes de ciertas tallas no solo resulta en una compensación inducida por los cambios en la competencia por recursos, sino que da como resultado una sobre compensación. La implicación paradójica es que la pesca selectiva de peces jóvenes da como resultado un incremento en el número de peces jóvenes. De una forma similar, la modelación del estudio también predijo que la remoción selectiva de individuos adultos puede conducir a un incremento en las densidades de peces pequeños. Para probar sus predicciones, el Prof. De Ross y su equipo implementaron un experimento en Suecia, el mismo que concluyó recientemente y apoya sus conclusiones teóricas en todos los aspectos. Este incluye un ejemplo específico, la extracción selectiva de cierto porcentaje de peces jóvenes, condujo a un incremento en su número total. Los resultados del estudio experimental fueron publicados en el Proceedings of the National Academy of Science en febrero del 2009.

Ambos estudios mostraron que las redes alimenticias marinas son muy complicadas y que interferían con sus resultados. Sin embargo, ellos también mostraron que mediante un estudio cuidadoso de las relaciones, ellos podrían ser conocidos y modelados.  Estas conclusiones tendrán implicaciones para la gestión sostenible de los océanos. Por ejemplo, en una próxima publicación en la Canadian Journal for Fisheries and Aquatic Sciences, se muestra que este tipo de sobre-compensación puede prevenir a una reserva marina de funcionar como una fuente de peces jóvenes. Esta es la última vía en la cual las reservas marinas creen que contribuyen a la explotación sostenible de las poblaciones de peces marinos.

Mayor información:
http://www.science.uva.nl/ibed

Información bibliografica:
A. Schröder, L. Persson, A.M. de Roos, 2009. Culling experiments demonstrate size-class specific biomass increses with mortality. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 106: 2671-2676.