GUAYAQUIL (El Telégrafo).- El sector camaronero está en espera del veto por parte del presidente de la República, Rafael Correa, a la Ley de Seguridad Alimentaria, que a decir de sus representantes perjudicaría a alrededor de 44.000 personas que se dedican a esta actividad.

 

El presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, César Monge, indicó que confía en que el Primer Mandatario haga prevalecer el Decreto 1391 que establece un proceso de regularización de un número importante de camaroneras en el país.

Según Monge, la comisión de Salud y Medio Ambiente de la Asamblea Constituyente dejó de lado el Decreto 1391, emitiendo la Ley de Soberanía Alimentaria que en uno de sus artículos estipula que las tierras ilegalmente ocupadas sean revertidas al Estado.

A decir del Presidente de la Cámara, la aprobación de este marco legal traerá consigo que no se dé más inversión extranjera en el sector camaronero.

Por otra parte, ayer la Corporación Financiera Nacional (CFN) explicó a un grupo de camaroneros las diferentes alternativas de crédito productivo que tiene la institución para el sector acuícola.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec