SANTIAGO (Ansa).- Las complejas negociaciones entre las tres mayores salmoneras chilenas y los principales bancos acreedores de la industria acuícola, complican el plan de salvataje financiero de la industria, que mantiene una deuda de 1.600 millones de dólares con el sistema bancario.

 

El sector, sumido en la peor crisis de su historia, rechaza las dos condiciones de negociación de la banca, que plantea incorporar "veedores" en las salmoneras y convertir la deuda en participación de la propiedad de las compañías. Las salmoneras AquaChile, Invertec y Multiexport, rechazan el ingreso de personas que desconocen el negocio, mientras que en la banca aseguran que están dispuestos a reestructurar las millonarias deudas.

"Pero para que ello ocurra las empresas salmoneras deben actuar con compromiso y pragmatismo. No se pueden atar a viejas prácticas y deben abrirse a buscar nuevas formas de financiamiento que incluyan, entre otras alternativas, la incorporación de capital", afirmó una fuente bancaria.

La crisis de las grandes salmoneras se generó a raíz del conflicto sanitario por efecto del virus ISA, a lo que ahora se sumó la aparición del denominado 'bloom' de algas nocivas, que provoca alta mortandad en los peces.

Fuente: http://www.ansa.it