(Estrategia).- Uno de los cambios que repercutiría en una recuperación de los niveles productivos, al poner solución al problema sanitario, es la implementación de los 58 barrios productivos. Ello podría ocurrir en el segundo semestre de este año.

 

El aumento de 54% en los casos de virus ISA entre octubre de 2008 y febrero último al totalizar 206 centros, y el surgimiento del bloom de algas, deja en claro que las dificultades para la industria salmonera están lejos de retirarse. La caída estimada en la producción de salmón del Atlántico se sitúa entre 30% y 50%, según señala SalmonChile o la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón (Conasatral), respectivamente. Las empresas esperan llegar a exportar 280 mil toneladas este año y apuestan a que la recuperación en el precio en los mercados externos aminorará la caída en los retornos, cerrando 2009 con US$1.800 millones.

De los 58 mil trabajadores que solía emplear la industria, desde la aparición del virus ISA en julio de 2007,  17 mil han cesado en sus funciones.

La agresividad del virus ISA significó para las empresas del sector tener que realizar cosechas anticipadas o la eliminación de peces en los centros de cultivo, con lo cual incurrieron en importantes pérdidas contables y flujos operacionales negativos. A la caída en la generación de Ebitda -particularmente en el último trimestre de 2008-  se sumó un fuerte aumento en  la deuda financiera, derivando en requerimientos de capital de trabajo adicional. Según un informe elaborado por Feller Rate para Multiexport Foods, la deuda financiera de esta  alcanzó al cierre de 2008 US$188,6 millones, lo que representa un aumento de 142% con respecto a 2007. Invermar, en tanto, según Fitch Ratings elevó en US$55 millones su deuda financiera con respecto a 2007, sumando US$131 millones al cierre del año pasado. Los leverage de ambas compañías subieron a 5,1 veces desde el 1,5 de 2007 en el caso de Invermar y a 2,6 veces desde el 0,6 de 2007 en el caso de Multiexport.

Considerando  las menores cosechas  de salmón atlántico en 2009 y los primeros meses de 2010, las clasificadoras mencionadas estiman que las empresas tendrán dificultades para amortizar su deuda financiera. Ambas compañías, se encuentran, al igual que las restantes del rubro, negociando con la banca una reestructuración de sus obligaciones financieras. Del resultado  de esta gestión, y en definitiva de la forma como resuelvan el problema sanitario, dependerá en última instancia la recuperación de la industria.

Alivio a la Vista

Luego de que en el último trimestre de 2008 el precio del salmón en el mercado mundial cayera fuerte por la mayor oferta chilena, precisamente la caída en la producción local de los últimos meses es la que ha llevado a una recuperación de los precios. A ello se suma una baja en los costos de producción, ya que el alimento para los salmones, insumo que representa entre 40% y 50% del costo total, ha tenido una fuerte baja, retrocediendo a niveles de mediados de 2007.

Zonificación

Sin duda uno de los cambios que repercutiría en una recuperación de los niveles productivos, al poner solución al problema sanitario, es la implementación de los 58 barrios productivos.

Waleska Donoso, de Fitch Ratings, señala que se espera la implementación de estos barrios para el segundo semestre de 2009. “La idea es que todas las empresas entren y siembren al mismo tiempo en un barrio determinado. La cosecha se hace simultáneamente al cabo de dos años. Luego hay tres meses de descanso obligatorio para poder volver a sembrar en el mismo centro”. Tanto para Donoso como para Javier Ugarte, presidente de la Conatrasal, los barrios podrían ser una solución, teniendo en cuenta que en Canadá, por ejemplo, han podido volver a niveles productivos incluso superiores a los que tenían antes de que apareciera el virus.

Con todo, la vuelta a los niveles acostumbrados de producción no se concretaría antes de 2011. Actualmente algunas empresas han atenuado las pérdidas incrementando la producción de truchas y del salmón coho. Ello permitiría ver en 2010 una alza en la producción de las dos especies, pero en el caso del salmón atlántico, pasarán dos años antes de la recuperación.

Fuente: http://www.estrategia.cl