LIMA (Andina).- Perú solicitará a la Unión Europea que envíe en abril una misión de técnicos para que inspeccione las áreas y plantas de producción de moluscos bivalvos (palabritas y almejas) a fin de reiniciar la exportación de este producto a dicho bloque comercial.

 

En noviembre del año pasado la Unión Europea emitió una resolución que suspendió hasta el 31 de marzo de este año las importaciones de moluscos bivalvos procedentes de Perú debido a que un lote de palabritas en mal estado habría causado hepatitis A a cinco personas en Valencia (España).

Aunque esta versión no pudo ser comprobada, Perú ha implementado medidas para reforzar el aspecto sanitario a fin de que la Unión Europea levante la prohibición.

Al respecto, la ministra de la Producción, Elena Conterno, indicó que Perú está a punto de cerrar el informe final que presentará a la Unión Europea y pedir formalmente la visita de una misión de la Dirección General de Sanidad y Protección al Consumidor de la Comisión Europea (Sanco).

“La suspensión de importaciones de moluscos de Perú es hasta el 31 de marzo pero se prevé que la van a mantener hasta que no hagan la inspección respectiva, por eso requerimos que vengan cuanto antes”, manifestó.

Comentó que en enero recibieron una visita de asesoría de Sanco para coordinar los ajustes que debían realizarse, los mismos que ya han sido implementados por lo que se espera que en el más breve plazo se levante la prohibición.

“La estrategia que hemos aplicado es el reforzamiento de las exigencias porque queremos aprobar cualquier auditoria que nos realicen, y esto ha significado un esfuerzo conjunto, desde los desembarcaderos hasta las plantas de producción”, manifestó.

Dijo que algunas plantas no tenían los estándares exigidos, por ello se realizó una evaluación general donde muchas empresas que estaban habilitadas ahora ya no lo están y, si quieren tener los certificados sanitarios, deberán realizar los ajustes necesarios con un plazo máximo de este mes.