CIUDAD VICTORIA (El Universal).- Campesinos del ejido Santa Clara, de este municipio, denunciaron la muerte de cientos de peces en una presita que utilizaban como granja acuícola, presuntamente por la contaminación de la maquiladora Nieng Hsing.

 

La pequeña presa que llaman Padre Santo se ubica 10 kilómetros al oriente de Ciudad Victoria, en donde se perciben olores fétidos debido a la mortandad de los peces y la situación tiene molestos a todos los habitantes de la comunidad.

El señor Pablo Ruiz Benavides aseguró que los peces han muerto debido a la contaminación que causa la empresa textil, Nieng Hsing.

Mencionó que las especies que han muerto son Lobina, Bagre y Negrilla.

“Este es un problema serio que lo hemos denunciado y nadie nos hace caso, los de la maquiladora solo vienen y nos dicen que ellos están tratando su agua y que ellos no son los responsables, aseguran que no son responsables de esta pestilencia y esta contaminación”, señaló Ruiz.

Otros campesinos explicaron que la granja acuícola que tenían dejó de funcionar hace tiempo —sin precisar cuando— debido a la mortandad de los peces.

Mencionaron que esta situación se ha presentado desde 1997 y que ni las autoridades estatales ni municipales han puesto punto final a esta problemática.

Las descargas residuales de la maquiladora llegan al arroyo Prieto, y posteriormente a la pequeña presa Padre Santo.

Según los testimonios de los habitantes de este ejido, hasta antes de que llegara la empresa Nieng Hsing, y comenzara a tirar sus desechos al arrollo prieto, Santa Clara era considerado como un lugar turístico, y prueba de ellos están los comedores y descansos que aún permanecen en el lugar, pero que hoy lucen en el olvido.

“Mire, antes esto era un centro de paseo hoy solo es aguas sucias y con malos olores y eso si duele ver como estos cabrones nos han venido a contaminar y que nadie haga nada, ahorita lo vamos a llevar donde están los descansos y comedores para que vea como estaba antes, pero hoy si se baña pa´que quiere que se enferme por tanta cochinada que avientan al arroyo”, dijo doña Guadalupe Sámano habitante del ejido.

Aunque no se han confirmado las versiones, algunos campesinos aseguraron que los gases tóxicos que emite la maquiladora también han causado que varias mujeres de Santa Clara aborten.

Ahí, entre la maleza y el olvido, está la prueba de que antes las familias del ejido y lugares cercanos, acudían los fines de semana para pasar momentos de esparcimiento, hoy no es posible por los fétidos olores que surgen del arroyo y por temor a que esté contaminado.

Respecto a las acusaciones los directivos de Nieng Hsing no han dado alguna respuesta.