LA PALMA (El Día).- La Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias ha remitido al Cabildo insular una orden de paralización inmediata de la cría de la tilapia, un pez que se cultiva en estanques y cuyos primeros tres mil alevines llegaron a la Isla en el año 2007.

 

En la orden se advierte de que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo no tiene los permisos para este tipo de actividad ni concesión administrativa para su desarrollo, en el que se han invertido ya unos 150.000 euros, además de que la tilapia es una especie exótica que está acogida a un decreto europeo para evitar impactos tanto en el medio marino como en las especies propias de cada lugar donde se introduce por posibles fugas, una normativa aplicable, al menos parece lo más lógico, en caso de que su cultivo se realice en ríos o pantanos, ya que parece improbable que estos peces se escapen de los estanques y puedan influir en otros animales locales.

El viceconsejero de Pesca, Francisco López, confirmó a EL DÍA que "todos los cultivos marinos necesitan autorización de la administración pertinente, en este caso del Gobierno de Canarias, y el Cabildo no ha solicitado el permiso que necesita, que además debe contar con el visto bueno tanto de la Unión Europea como del Estado", advirtiendo de que "estamos hablando de una especie exótica que para introducirla hay que pedir autorización".

Posible sanción.- Al ser cuestionado por la tardía reacción de la viceconsejería que dirige, teniendo en cuenta que el proyecto lleva ya dos años en marcha, Francisco López afirmó que "tuvimos conocimiento de esta actividad cuando lo vimos publicado en los medios de comunicación y, en ese instante, tuvimos que actuar. Antes no sabíamos absolutamente nada de esta producción", añadiendo, de forma contundente, que "la situación que se ha planteado está clara. El Cabildo no tiene permiso y mientras no lo tenga debe cerrar la instalación por lo que pueda ocurrir. Mejor parar ahora la actividad antes de que pueda venir una sanción; luego todo el mundo te viene a pedir ayuda cuando la herida ya esté abierta".

El responsable de Pesca dijo que "nuestra intención no es cerrar las puertas a nadie, pero el sector tiene que estar ordenado. Nosotros apostamos por este tipo de actividades económicas, tanto en el mar como en agua dulce, pero todos, incluso las administraciones, tienen que cumplir los requisitos. Es una especie exótica y hay un reglamento europeo que se debe cumplir".

Comprobación.- Francisco López se mostró esperanzado en que el Cabildo insular "haya tomado en cuenta la documentación que le remitimos. Queremos pensar que haya actuado en consideración con nuestro escrito. Aún no lo hemos ido a comprobar, pero habrá que acudir".

Lo que desconoce la Viceconsejería de Pesca, al menos a tenor de las declaraciones de su principal responsable, es que el Cabildo ya se encuentra desarrollando la segunda fase de este proyecto; es decir, no sólo está en proceso de cultivo, sino que, además -"si lo está haciendo es también sin permiso de nadie", según manifestaba Francisco López-, ha desarrollado una experiencia piloto en Gran Canaria para la comercialización de la tilapia, con el apoyo de una empresa dedicada al fileteo, envasado y distribución de productos del mar.

Fuente: http://www.eldia.es