(La Prensa Gráfica). A dos años de haber iniciado el proyecto para el desarrollo de la acuicultura de moluscos en El Salvador, técnicos japoneses de la Agencia de Cooperación de Japón (JICA) destacaron grandes avances en lo relativo al mejoramiento de la calidad de vida de varias comunidades de la bahía de Jiquilisco, en Usulután, así como de la costa de La Unión, las que han comenzado a palpar los frutos de dicho proyecto iniciado en enero de 2005.

 

El proyecto es desarrollado por el JICA, en coordinación con el centro de Desarrollo Pesquero (CENDEPESCA), dependencia del Ministerio de Agricultura.

Saito Takashi, jefe del proyecto, explicó que el trabajo se comenzó a efectuar tras observar en las últimas tres décadas una disminución de las consideradas especies importantes, tal es el caso de los moluscos propios de la zona costera de los departamentos de Usulután y La Unión. En tal sentido, los técnicos japoneses han introducido al país nuevas técnicas para la producción de semillas de moluscos como: el curil, casco de burro, ostra del Pacífico, así como de la ostra local. “Somos el primer país en Latinoamérica con este tipo de trabajo”, sostuvo Marlene Galdámez, técnica del proyecto.
Este durará tres años y concluirá en enero de 2008, se invertirán $3.5 millones aproximadamente.

Parte de esa inversión ha sido utilizada para la instalación de dos laboratorios permanentes en la zona de la bahía de Jiquilisco, para la producción de la semilla de moluscos. Paralelo a ello, el JICA ha impulsado proyectos de bienestar comunitario que se complementan con el proyecto.

Fuente: http://www.laprensagrafica.com